Harnaam Kaur, tras ser víctima de críticas y comentarios peyorativos en el colegio y en la calle por su apariencia física, la chica decidió aprender a aceptarse a sí misma y dejar que el vello creciese de forma natural en su cara y se puso como mote "La mujer barbuda".
El proceso no fue fácil. Pasó su adolescencia avergonzada afeitándose y blanqueando su barba mientras escribía en diarios lo infeliz que era. El pelo se le fue convirtiendo cada vez en más abundante y más grueso por lo que ella se declaraba como "la sombra de una niña insegura" sin un ápice de autoestima y pensando incluso en el suicidio debido al acoso escolar.
BARBUDA.jpg
Anima a las mujeres pese a ser confundida con un hombre a menudo, Kaur acepta su barba y "no volvería jamás a afeitarme porque es la forma en que Dios me hizo y estoy contenta con ella", declaró Kaur a MailOnline.
"Me siento más femenina, más sexy y creo que eso se ve. He aprendido a amarme a mí misma por lo que soy. Nada puede hacerme daño ahora", agregó.
Embed
"Soy capaz de salir y comprar en la sección de mujeres sin sentir que no debería estar allí. Me pongo faldas, vestidos y joyas y me gusta conseguir mis uñas como cualquiera otra", afirmó la joven.
Su ejemplo como abanderada contra el bullying la ha hecho un personaje conocido en Reino Unido gracias a sus más de 45.000 seguidores en su cuenta de Instagram.
Siempre positiva, anima a aquellos que sufren acoso: "Quiero que otras mujeres encuentren la fuerza que yo encontré. Si les tuviese que dar un mensaje sería que vivan su vida y su camino como quieran".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora