Ante la inquietud de los propietarios de licencias de taxi agrupados en el Centro de Taximetristas ante versiones sobre el pase de licencias de remises individuales a taxis, el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), Federio Hanne, no cerró la posibilidad. De igual modo, con cautela, negó que ya haya una decisión tomada al respecto.
"Estamos en un proceso de análisis del estado integral que tiene el sistema de transporte impropio, analizando distintas alternativas para su ordenamiento, que es una necesidad impostergable", remarcó Hanne a El Tribuno.
El funcionario opinó que el servicio de taxis y remises está desbandado y requiere necesariamente de una inmediata reorganización.
Según el director de la institución provincial, no hay que esperar los resultados de los estudios especializados para reconocer que el servicio de transporte impropio demanda modificaciones.
Para sintetizar su diagnóstico el funcionario expresó: "Hoy por hoy, los remises están haciendo lo que deberían hacer los taxis y viceversa. Los primeros se la pasan dando vueltas para levantar pasajeros en la calle y los segundos se establecen en paradas y no circulan", reconoció así el panorama del servicio que está a cargo del ente que encabeza.
Añadió que en un plazo no mayor a un mes se tomarán medidas concretas al respecto, pero que aún se encuentran en proceso de escudriñamiento de la situación actual y de balance de las opciones a seguir. "Lo estamos analizando de manera integral", reafirmó el ex funcionario municipal y ex secretario de Relaciones Institucionales de la Provincia.

Preocupados

Miembros de la comisión directiva del Centro de Taximetristas, una de las asociaciones que congrega a los propietarios de licencias vertidas y reguladas por la AMT, se apersonaron en este medio para exponer su estado de alerta ante la posibilidad que la autoridad metropolitana resuelva convertir los registros de remises individuales en licencias de taxis.
"No se puede seguir aumentando la cantidad de taxis en circulación, no hay suficiente trabajo para todos, aún más por la competencia desleal de los remises que levantan pasajeros en la calle y por las agencias ilegales, que no están siquiera registradas", remarcó el principal vocero de los taximetristas del Centro, Marcelo Venegas.

El escenario

Según los propietarios, la AMT mantiene actualmente a 1.600 licenciatarios habilitados para prestar el servicio de taxi. Consideran que esa cifra ya excede a los entre 800 y 1.000 que debería haber en la zona metropolitana de Salta. Ellos plantean que lo recomendable sería ir reduciendo la cantidad de licenciatarios, no incrementarlos.
Consultados por una solución ante el innegable problema de los remises individuales, remarcaron que lo que debe hacerse es ir sacando esos registros y cambiándolos por los de agencias con por lo menos quince unidades. Esa es justamente una de las diferencias entre los taxis y los remises, que estos últimos no son de licencia individual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora