La Argentina abonó hoy a fondos buitre la deuda en litigio y la Justicia de Nueva York levantó de inmediato las cautelares que le impedían al país concretar otros desembolsos a bonistas que habían aceptado los canjes de 2005 y 2010, con lo que el país salió de la cesación formal de pagos y se reconcilió con los mercados internacionales. La Casa Rosada efectuó un pago de 9.300 millones de dólares a bonistas litigantes que aceptaron los términos de los acuerdos propuestos, incluidos los fondos especulativos. En una carta enviada por el abogado Michael Paskin -que representó al Estado argentino ante tribunales norteamericanos- la administración de Mauricio Macri indicó que "la República ha hecho pago completo de acuerdo con los términos específicos de cada acuerdo" con querellantes con los que llegó a un compromiso hasta el 29 de febrero último. A través de ese escrito, el Poder Ejecutivo reclamó al juez Thomas Griesa una orden para confirmar el "levantamiento de cautelares en todas las causas" en su contra. El magistrado accedió rápidamente a ese pedido y los bonistas ya están en condiciones de recibir su dinero.

Levantar las cautelares

La Argentina pagó a losfondos buitreNML Capital y Aurelius, y a otros querellantes, con parte del dinero proveniente de una emisión autorizada por Griesa, por 16.500 millones de dólares, que fue colocada esta semana en los mercados internacionales. A principios de marzo último, Griesa había exigido como primera condición para levantar las cautelares que la Argentina derogase las leyes que impedían un acuerdo con los querellantes (Cerrojo y Pago Soberano), algo que se cumplió a fines de ese mes. Pero el juez neoyorkino también impuso como condición el pago a todos los acreedores judiciales con los que se hubiese llegado a un preacuerdo hasta el 29 de febrero. El Ministerio de Hacienda y Finanzas explicó que del total de la colocación de bonos, 9.300 millones de dólares se depositaron en el Banco de Nueva York y otros 7.200 millones se contabilizarán cómo reservas del Banco Central. De los 9.300 millones de dólares abonados, unos 6.200 millones se destinarán al pago de los acuerdos judiciales que la Argentina acordó antes del 29 de febrero con los fondos buitre. En tanto, los 3.100 millones restantes irán a un fideicomiso que manejará el Banco de Nueva York y se utilizarán para pagar el resto de los acuerdos con los fondos buitres que se lograron después de esa fecha, según la información oficial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...