Federico Beligoy, secretario de la Asociación Argentina de Árbitros, señaló hoy como "un hecho bochornoso y repudiable" la agresión sufrida ayer por el árbitro Claudio Elichiri y sus asistentes Juan Chaparro y Juan Bardas, en el encuentro que disputaron el local Sarmiento, de Ayacucho y el club Sansinena, de Bahía Blanca, por el Torneo Federal B.
El partido correspondiente a una de las semifinales del certamen disputado en el estadio Municipal de Ayacucho se suspendió a los 20 minutos de la segunda parte, por la brutal agresión de varios jugadores y simpatizantes del club Sarmiento a la terna arbitral.
El árbitro Elichiri recibió una golpiza por parte de los jugadores y simpatizantes del club local y como saldo quedó con su cara desfigurada.
Por su parte, el árbitro Elichiri presentó esta tarde un severo informe en el cual están involucrados varios jugadores del club de Ayacucho por actos de agresión e insultos.
El Tribunal de Disciplina del Consejo Federal analizará el miércoles próximo el informe del árbitro y decidirá severas sanciones a los jugadores agresores y suspensión de la cancha de Sarmiento.
Asimismo, la Asociación Argentina de Árbitros expresó en un comunicado su "mayor repudio a la brutal agresión efectuada por hinchas y jugadores del club local Sarmiento, de Ayacucho, a la terna arbitral".
Claro que éste no fue el único suceso desgraciado para el fútbol en general y para los árbitros en particular que sucedieron en las últimas horas, ya que un juez de la liga entrerriana de fútbol de Colón sufrió una cobarde agresión por parte de un corpulento parcial que se introdujo en el campo de juego rompiendo el alambrado perimetral.
El hecho se registró en el estadio Justo José Lezcano del club San Jorge, de la localidad entrerriana de Villa Elisa, y el agresor fue un simpatizante del club Sauce, que actuaba de visitante. El juez decidió suspender el encuentro tras el ataque.
Iban 30 minutos del segundo tiempo, el partido estaba 1-0 en favor de San Jorge y el juego estaba detenido por una falta, cuando un "barra" de Sauce ingresó al terreno de juego para atacar a al árbitro José Ventos.
El joven de figura voluminosa tomó por la espalda a Ventos, le propinó un golpe de puño en la cara tan violento que lo hizo caer unos dos metros más adelante ante el estupor de los propios futbolistas, y una vez en el piso la emprendió a patadas contra el indefenso juez.
Al ver el cariz que tomaban los acontecimientos fueron los propios jugadores quienes lograron apartar al agresor, que sin apresurarse se dirigió hacia el hueco que había hecho en el alambrado y recibió ayuda de otros hinchas para volver a la tribuna, mientras un par de policías lo 'escoltaba' a pocos metros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...