Por primera vez, los niños que integran los talleres de canto de la asociación solidaria Elisa Pagani, de la ciudad de Metán, brindarán este viernes un emotivo concierto. Estará a cargo del docente Miguel Moya.
La cita será a las 18.30, en la sede de la asociación, sita en Pueyrredón 125. La presentación se llevará adelante luego de una celebración religiosa.
Luego del concierto las autoridades de la fundación dirán unas palabras para cerrar un año pleno de actividades signadas por la vocación de servicio y entrega al prójimo.
Las actividades de fin de año continuarán el sábado 5 de diciembre, en una jornada en la que los niños y los voluntarios de la fundación serán los protagonistas.
A partir de las 16 se realizará en la entidad un gran taller para confeccionar títeres y cada niño llevará a su hogar lo que él mismo realice. "Éstas son las cosas que nos alegran y nos animan a seguir trabajando en agradecimiento a las benefactoras que tanto legaron a Metán: las hermanas Pagani", dijo Déborah Solís, presidenta de la institución.
La titular agregó: "Queremos agradecer a las personas que, como socios, o con sus donaciones o con sus gestos solidarios, siempre tienen presente a esta institución".

En bien de los niños
La asociación contiene a decenas de niños de entre 6 y 12 años, quienes reciben apoyo escolar, alimentos y atención sanitaria.
Los pequeños concurren diariamente a la institución, la mayoría son de escasos recursos.
La institución trabaja en forma articulada con las escuelas a las que concurren los pequeños, hay una permanente comunicación y seguimiento de sus rendimientos.
El apoyo escolar es con un gabinete psicopedagógico. En la asociación, además, les brindan el desayuno y merienda.
También se les ofrece atención primaria de la salud, a través de otras instituciones que prestan voluntariamente asistencia oftalmológica y odontológica.
La Asociación Pagani, a su vez da trabajo a voluntarios docentes y ordenanzas.
Desde 2010, la institución reabrió sus puertas con un trabajo incesante.
Cuentan con el aporte de decenas de socios solidarios y el cobro de estacionamiento céntrico con el usufructo de un terreno cedido por la familia Gorostiza.

La historia de la entidad
Se inauguró en 1969 para proteger la infancia y prevenir la deserción escolar y la delincuencia precoz.
El origen se remonta a 1961, fecha en que en una reunión la familia Pagani y numerosas vecinas se dispusieron a dar cumplimiento al testamento de doña Alejandrina Pagani, quien legaba todos sus bienes para fines solidarios.
Su hermana, Elisa Pagani, fue una gran educadora. Se desempeñó como directora de la escuela La Estación.
Trabajó muchos años en La Sociedad de Beneficencia para crear un nuevo edificio para el hospital Del Carmen. Fue una mujer culta, sencilla y muy generosa, sobre todo con los niños.
Hoy se buscan mantener vivos estos ideales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora