La aventura de comprar lo más barato

Casasola Verónica

18-02-2014 - Adaptar la suba de precios al menú diario es, por estas horas, un desafío a la creatividad y una necesidad de cambio de costumbres.

La constante suba de precios no sólo potenció el malestar de los salteños sino que desarrolló la creatividad y cambió las costumbres. “Comer postre ahora es un lujaso”, expresó Ana a El Tribuno en medio de las compras.

“Antes teníamos la posibilidad de hacernos un postrecito o en el último de los casos comernos alguna fruta pero hoy nisiquiera eso. Si se trata de hacer algo dulce lo que más conviene ahora es el anchi, aunque el limón está un poco caro no se necesita mucho”, dijo Victoria, quien diariamente recorre los puestos de una de las ferias de avenida San Martín. Ella se dio ayer con que el Kiwi se vendía a 60 pesos, el kilo y el durazno a 35 pesos, sólo por citar algunos productos.

Ante los elevados costos registrados en la carne de vaca, las verduras y frutas representan la opción más elegida, pero a pesar de ello, la búsqueda de lo más barato no se detiene.

“No se trata de gustos, se busca lo que está a mejor precio y si no es así, no se lleva y listo”, continuó la mujer que, con la experiencia adquirida tras sus 78 años de edad, se animó a dar algunos consejos culinarios: “No hace falta comer tanta carne, se puede comprar un atado de acelga y con una parte se hacen bocaditos y con la otra una tarta”, citó con una sonrisa.

Sin vueltas y con absoluta sencillez, ella, como varios, no dan mucho margen a la especulación y optan por comer lo más barato.

“No hay alternativa. Tenemos que darnos vuelta con lo que nos alcanza y resignar algunas cosas”, fue la frase compartida por la mayoría.

Más allá de preferencias lo que prima es el bolsillo. No es casualidad que la zanahoria, calabaza y el zapallo amarillo sean las opciones que más se venden por ser las de menor costo.

Si alguna vez se pensó en comer frutas y verduras en base a gustos, este sin dudas, no es el momento. “Se come lo que se encuentra y se puede adaptar a lo que veníamos comiendo. Antes la carne no estaba tan cara y lo mas fácil era llegar y hacer un bife acompañado con algo, pero ahora hay que ser más creativos”, aseguró un matrimonio que por los precios redujo las compras notablemente en poco tiempo.

Si de costumbres se trata, no sólo el postre tiene modificaciones. Las comidas tradicionales de la temporada también. Los amantes de las humitas deberán resignarse a comerlas en ocasiones especiales, como dijo una mujer luego de hacer cuentas de lo que había gastado en choclos y queso: “Humitas para seis personas: $300”.

Los consejos a la hora de cocinar 

Con la incertidumbre de no saber que pasará al día siguiente con los precios, muchos salteños enfrentan la crisis reinventando el menú o intercalando hábitos culinarios.

En este proceso y nutridas de una experiencia que las lleva portando varias décadas como el mayor orgullo, varias amas de casa encuentran en la crisis la manera de intercambiar recetas. “Si la carne está cara se pueden hacer milanesas igual pero con carne molida o bien se utiliza lo que está barato como la cebolla y el huevo y se puede cocinar una rica tarta con queso”, expresó una vecina que en el mercado encuentra el mejor lugar para desplegar su creatividad.

“Se pueden hacer varias comidas sin la necesidad de comprar lo caro, aprovechando lo que esté de oferta. El pastel de choclo y las humitas ni pensarlo, se las deja para ocasiones especiales”, dijo un grupo de compradoras resignadas a no saborear platos tradicionales de esta época. 

Los precios

$10 el Kg
SIN ZAPALLITOS

Ayer la cima de precios en las verduras estaba ocupada por los zapallitos verdes. La razón 
expresada por los vendedores fueron las constantes lluvias. Hasta la semana pasada costaban 6
pesos. 

$8 el Kg
CARO PERO NO TANTO


Otro de los precios en las verduras que sufrió una considerable suba fue el tomate. El mismo registró un
aumento de casi el 100 por ciento ya que hasta el viernes de la semana pasada el kilo no superaba
los 5 pesos. 

$12 el kg
PARA ENSALADAS Y TARTAS


La zanahoria fue ayer una de las más solicitadas a la hora de comprar. Con tres kilos aproximadamente por atado, esta hortaliza siguen manteniéndose en los niveles más accesibles para el bolsillo de los salteños. 

$6 el Kg
VIVA LA CARBONADA


Si se continúa con las hortalizas, el zapallo amarillo y la calabaza son otras de las más compradas por su bajo costo. Sin importar que hasta hace poco no eran de las preferidas, la crisis las posicionó como las más vendidas.

$60 el Kg
NARANJAS PARA TODOS

Si de frutas se trata el kiwi sin dudas es de lo más caro que hay. Ayer sorprendió su precio a la mayoría de los consumidores que rápidamente optaron por la naranja, con un valor muy accesible, de 15 pesos la
docena. 



$35 el kg
MANZANAS AL HORNO


El durazno es otra de las frutas de mayor precio junto a la ciruela. Ante la suba, la preferencia se inclinó
hacia la pera o la manzana, ambas con un precio promedio que no superaba los 12 a 15 pesos.
¡Compota para todos! 

$80 el Kg
QUINOA, AHORA NO


Si de cereales se trata, la quinoa era uno de los más comprados por su costo y cualidades nutritivas. Actualmente es uno de los menos demandados por la gente al igual que los granos blancos con precios similares. 

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


ruben hauchana
ruben hauchana · Hace 7 meses

seria bueno ver a fernando silvester y a santiaguito godoy recorrer con bolsas de compras por estas ferias de verduras a ver si consiguen precios baratos o cuidados. Y si es verdad en las ferias, en el mercado y en cofrutos esta todo mas caro que en los barrios, no tiene sentido tomarse el trabajo de ir a esos lugares para comprar mas elevados

· Hace 7 meses

no solo los salteños modificaron las compras o el consumo, querida veronica, la inflacion es generalizada a nivel nacional, no entiendo porque pones tanto enfasis en salta.

· Hace 7 meses

pensar que en otras épocas de una Argentina próspera, que casi se sumerge en la noche de los tiempos, hace décadas, los consumidores podían ir de compras y no preguntaban los precios de los alimentos, solamente decían que cantidad iban a llevar, que paradoja, en un país donde se producen frutos, verduras y legumbres, la mayoría de la población como ciudadanos de segunda deben andar buscando precios como si tratase de productos de exportación y todo por la especulación inflacionaria y acorde al nivel de suba de una moneda extranjera, un sistema sin sentido

ARIEL LOPEZ
ARIEL LOPEZ · Hace 7 meses

LA SEMANA PASADA FUI AL MERCADO SAN MIGUEL PARA BUSCAR PRECIOS Y ME DI CON QUE ESTA MAS CARO QUE EN MI BARRIO, PENSE QUE AHI SERIA MAS ECONOMICO ASI QUE SEÑORA NO SE TOME EL TRABAJO DE IR POR EL MERCADO SAN MIGUEL.