Una patota autodenominada "La Banda del Este" tiene en vilo a los vecinos de villa Floresta, quienes se comunicaron con El Tribuno para manifestar su malestar e indignación por el drama que les toca vivir, ya que conviven día a día en el barrio con un grupo de jóvenes que se congrega en la calle J. M. Zuviría al 1700 para tomar vino, cerveza y fumar marihuana y paco, y roban y agreden a aquellos que se acercan al lugar.
"La situación no da para más. De lunes a lunes la patota se junta en la cuadra. El viernes por la mañana apedrearon la casa de una familia. Había niños, bebés, pero no les importó si lastimaban a alguno con las piedras. Hace unos días también apedrearon a una familia y le lastimaron la cabeza a un vecino, que tuvo que ser atendido en el hospital", relató un hombre que no quiso dar a conocer su identidad por temor a represalias.
Los miembros de la patota "La Banda del Este" se reúnen principalmente los fines de semana, días en los que los conflictos se agudizan.
"Para Navidad se cansaron de tomar vino, desde el jueves hasta hoy (domingo). Llamamos al 911. Nos hartamos de llamar y tardaron más de media hora en llegar", aseguró.
"Cuando los policías vinieron, los patoteros se fueron a un pasaje en la parte del fondo del barrio y siguieron tomando y drogándose. La Policía se fue como si nada hubiera pasado. Hasta ellos les tienen miedo a los patoteros", dijo.
"Nosotros ya no hacemos denuncias porque no las tienen en cuenta. Nadie nos escucha. Estamos abandonados", agregó.
Según los vecinos, el grupo pretende dominar el territorio.
"Se juntan en los frentes de distintas casas, en las esquinas. Hacen grafitis como si fueran los dueños del barrio. Se apoyan en las paredes de mi casa, hacen ruidos molestos y tengo que llamar al 911. Roban a toda hora, al mediodía, a las 3 de la madrugada. Es una locura", contó una vecina.
Hace unos días un hombre que comercializa pollos en el barrio fue asaltado por integrantes de la patota.
"El pollero fue a dejarle unos pollos a una vecina que vive justo en la cuadra donde se juntan ellos. Le sacaron dos cajas de pollos y lo corrieron a pedradas. Yo siempre le digo a mi familia que lo mejor es tenerlos bien lejos a estos chicos. Mejor ni acercarse. Tenemos miedo. Ellos te quitan todo y te corren a pedradas. Más de uno vuelve del fondo bajando la ladera del cerro a las corridas, entonces ya sabemos que lo atacaron", manifestó un comerciante de la zona. "Los robos se incrementan cuando ellos se quedan sin plata para comprar vino, cerveza o droga. Entonces apuran a cualquiera en la calle, ya sea por el celular, la billetera, las zapatillas, hasta la remera", añadió otro vecino.
"Hace poco hubo un enfrentamiento. Estaban todos los de la banda, que son como 15. La policía vino, intentó dispersarlos pero no pudieron porque iban llegando más patoteros, así que llamaron refuerzos. Volaron piedras, palos y balas de goma, hasta que los policías se quedaron sin balas y los patoteros los corrieron a pedradas. Los de La Banda del Este son fatales", manifestó otro vecino.
Mostrar armas
La patota tiene una cuenta en la red social Facebook "La Banda del Este - Villa Floresta", en la cual uno de sus miembros publica fotografías exhibiendo un arma de fuego.
"Creen que mostrando armas son más hombres, más valientes. Esperamos que las autoridades tomen cartas en el asunto e intervengan. No hay que esperar más heridos, no hay que dejar que ocurra una muerte", coincidieron los vecinos. "Ni hablar si hay partido de Juventud Antoniana o Boca. Se ponen como locos, son fanáticos. Parecen una barrabrava", dijeron los vecinos.
"Te amedrentan y te corren"
Los miembros de la patota "La Banda del Este" tienen entre 15 y 20 años y no permiten que ninguna persona ajena al barrio transite por la calle J. M. Zuviría.
"Te amedrentan. Te corren con solo mirarte, si no te persiguen hasta que te vayas. Ellos creen que son los dueños del barrio. Tienen códigos que manejan entre ellos. Si uno está en peligro, enseguida pega un silbido para que los demás vengan a auxiliarlo", describió una vecina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora