La biblioteca Domingo Faustino Sarmiento es una de las instituciones más antiguas de la Rosario de la Frontera. Ubicada frente a la plaza principal, es un patrimonio cultural con 142 años de vida, siendo la segunda en la provincia con más antigedad. Si bien un mito cuenta que fue fundada por el mismísimo Sarmiento, el secretario Pedro Romano dijo que aquello no es cierto, ya que fue inaugurada por una comisión de vecinos. En la actualidad es un centro de reuniones y actividades varias que se realizan gracias a las gestiones de la actual comisión presidida por Andrés Monteros, quien dialogó con El Tribuno. "Estamos trabajando muy bien con la esperanza de que cada día nos visiten más personas. Queremos que este lugar vuelva a tener la importancia que tenía años atrás y por eso hemos realizado diversas acciones como clases de apoyo de inglés, charlas sobre historia, veladas culturales, exposiciones de arte, entre otras. Vamos a seguir con la idea de que el salón sea un espacio de encuentro", dijo.
Una de las principales obras que ha realizado la actual gestión es crear el Museo Arqueológico Departamental, que ya recibió la visita de cientos de estudiantes y turistas que llegan a la ciudad y tienen la posibilidad de tomar registro de objetos antepasados que forman parte de la historia de Rosario de la Frontera y sus alrededores. Esto fue algo destacable no solo para la institución sino también para el municipio ya que suma un lugar de llamativa importancia al recorrido turístico.
La biblioteca es un pilar fundamental para las escuelas del medio. Se realizaron concursos, olimpiadas, charlas, presentaciones de libros y torneos de ajedrez que sirvieron para que los alumnos conozcan el edificio e instalaciones pero también para compartir un lugar diferente con otras escuelas. Hasta hace un tiempo, el complejo estado edilicio no permitía que estas jornadas pudieran llevarse a cabo. Por lo cual, se han efectuado trabajos de refacciones para darle otra vista y seguridad a las visitas.
"El objetivo que nos plantemos para el 2017 es acrecentar los logros del año pasado y que este espacio sea el de todos, que nadie pueda decir que no es parte de la biblioteca. Publicamos ya 5 ediciones de una revista sobre las actividades que acá se realizan. También estamos restaurando libros que estaban muy deteriorados y se conservan documentos históricos como el archivo municipal desde 1860 a 1920. Digitalizamos muchos con el afán de que no se pierdan", finalizó Romano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...