La Bohemia es un espacio del arte local que se creó en se febrero del presente año en la ciudad de Rosario de la Frontera. Allí se dictan clases de artes plásticas, danzas folclóricas y música, de la mano de sus fundadores, los músicos Ariel Isaías Maza y Claudio Mansilla.
La institución artística funciona en calle Figueroa Alcorta 144 y, a pesar de ser una institución nueva, ya cuenta con más de 100 alumnos, entre niños, niñas y adolescentes.
La educación artística contribuye al desarrollo integral y pleno de los niños y de los jóvenes. Se trata de un reto a desarrollar tanto en el ámbito formal como el no formal, con el fin de generar un espacio de apoyo para la construcción de la ciudadanía cultural y la formación de público para las artes.
En este sentido, La Bohemia potencia el desarrollo de la capacidad creativa, la autoestima, la disposición de aprender, la capacidad de trabajar en equipo o el pensamiento abstracto.
“A La Bohemia van niños que no abonan la cuota mensual por ser de escasos recursos, pero de gran talento” Claudio Mansilla, músico
"La música nos hace evocar historias con las cuales nos identificamos; ella tiene el poder de transportarnos a lugares y épocas, porque está ligada a la memoria de los pueblos. Con la música, reímos, imaginamos, recordamos, lloramos, conjuramos o luchamos", manifestó a El Tribuno el músico Claudio Mansilla.
En cuanto a la enseñanza, expresó: "Los niños y adolescentes aprenden la música desde lo teórico y lo práctico. Dictamos clase de guitarra, violín, batería, bombo, el canto y la danza".
“No es necesario aptitudes especiales, sino ganas y disposición para disfrutar de la música” Ariel Maza, músico
Si bien los alumnos que concurren a La Bohemia abonan un arancel para el aprendizaje del arte y la música, hay una gran cantidad de niños que no abonan la cuota mensual por ser de escasos recursos y, a la vez, contar con una gran voluntad de aprender.
"Somos una institución que nos mantenemos con el aporte de los alumnos, pero también entendemos la situación económica de muchas familias y cuando la situación lo amerita, esos niños o adolescentes asisten a La Bohemia becados", dijo Ariel Isaías Maza.
También señaló que la educación musical, despierta y desarrolla las facultades humanas. "No está reservada para un determinado grupo de personas, sino que está al alcance de todos. No es necesario aptitudes especiales, sino ganas y disposición para vivenciar y disfrutar de la música".
Al cierre de esta edición, estaba previsto un gran festival organizado por La Bohemia en las instalaciones de la Sociedad Sirio Libanesa. Se trata del Primer Festival Bohemio, con una cartelera de lujo. "Es una forma de devolverle a la comunidad todo el apoyo que nos brinda", concluyeron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 4 meses

¡¡¡ Felicitaciones !!!. Y gracias, por tan hermosa iniciativa.


Se está leyendo ahora