La caja de Pandora

Martín Risso Patrón

La caja de Pandora

Resulta inevitable para el ciudadano de a pie, percibir, luego de poner su voto en las urnas de la República, una mitológica sensación de imperativo cumplido, a la vez que un impulso de fe cívica.
El recurso a la mitología encuentra aquí su sentido en cuanto a la predestinación insoslayable que al parecer trae el ejercicio de las conductas humanas; esas mismas situadas entre lo místico, lo litúrgico y lo ritual, que marcan aquello de vivir en común, que es la política. Destino de las sociedades en democracia.

Duelo y alegría
Así también, cuando el renuevo comicial entrega sus frutos, para el pueblo que ha votado esto es un acto mágico que moviliza: a algunos ciudadanos los pone en duelo o tristeza o bronca; a los otros, les entrega una alegría.
En ambos casos, y esto es inevitable, es como si se abriera la caja de Pandora: Se advierte algo sutil pero muy fuerte, que es lo único que queda dentro de esa caja, una vez aventadas las calamidades, que las hubo igual que las alegrías.
Unos y otros, entonces, en la "polis" renovada, cultivamos la esperanza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia