El hombre que fue hallado el viernes en La Caldera falleció por muerte natural, según informaron desde el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). El cuerpo fue entregado a sus familiares. Ángel Martín Calisaya, de 36 años, estaba reportado como desaparecido por su familia hacía dos días desde el hallazgo -la familia había dejado pasar casi una semana para radicar la denuncia-. El cuerpo estaba en una zona de vegetación frondosa y semidesnudo, el hombre padecía de epilepsia y era alcohólico crónico. Ante la sospecha de tratarse de un homicidio, intervino la Fiscalía Penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Rodrigo González Miralpeix. La autopsia se realizó en la morgue judicial y el resultado arrojó que Calisaya falleció por causas naturales vinculadas a una patología corona ria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora