Víctor Claros, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y exrector de la Universidad Nacional de Salta, dialogó con El Tribuno. Recientemente recibió la notificación de que fue reconocido con un doctorado honoris causa en Filosofía de la Educación otorgado por la Organización de las Américas para a Excelencia Educativa (Odaee). La organización fue creada en Brasil en 2008, actualmente tiene presencia en 21 países y una red activa de 600 instituciones educativas que la conforman. La Odaee también reconocerá a la Universidad Nacional de Salta (Unsa) con el XI premio Sapientiae a la Excelencia Educativa por el avance institucional en busca de estrategias y herramientas para los procesos de calidad educativa y el compromiso con el cambio positivo de las sociedades hacia la paz y la conciencia". La entrega de los reconocimientos está prevista para el 2 de febrero en La Habana, Cuba.
Claros mencionó algunos antecedentes de este reconocimiento, el presente de la universidad y las políticas del Estado nacional. Sobre esto aseguró: "Creo que las políticas continuarán, pero veo demoras".
¿De qué se trata este reconocimiento que le entregarán en Cuba?
Creo que tuvo mucho que ver el hecho de llevar una carrera de educación superior a Santa Victoria Este; la posibilidad de acercar la carrera de Enfermería a las comunidades originarias como los wichis, churupíes, chorotes, y otras.
El primer antecedente se hizo en Brasil con el gobierno de Lula Da Silva. Él llevó la educación a los pueblos originarios y no hizo que ellos se trasladaran para que sean parte de ésta.
También hay un reconocimiento para la Unsa por la excelencia educativa. ¿Qué aspectos cree que destacan a la universidad?
Hay varios. En el último período de mi rectorado se llevó a 25 millones de pesos anuales el presupuesto para becas de estudios, formación y de comedor. También está el hecho de llevar carreras y mantenerlas en el interior, lo que es muy importante. Eso lo desarrollamos porque veíamos que nadie se apiadaba de esos jóvenes. Habían tenido la mala suerte de nacer en Santa Victoria y no en Córdoba para estudiar.
Hay que acordarse de los más vulnerales y la universidad pública debe estar abierta a todos ellos. Nosotros lo hicimos y hoy ya hay personas recibidas, por ejemplo en Santa Victoria Este, que están curando a sus hermanos, con ganas de trabajar en su lugar.
Hay que acordarse de los jóvenes que no tienen futuro.
Pude hacer muchas cosas en mi gestión gracias a los docentes, al personal docente de apoyo y decanos, con igual o distinto criterio.
¿Qué opina de las políticas nacionales educativas? ¿Cómo las ve reflejadas en la Unsa particularmente?
Cuando veo que por la carrera de medicina ahora dicen que no están totalmente firmados los convenios y que hay que firmar de nuevo, con la carrera de Turismo en Cafayate pasa algo parecido, que a más de mil investigadores y becarios no les renovaron... Me parece que el futuro está en eso, el desarrollo se apoya en el conocimiento.
Yo veo que se están continuando las políticas del Gobierno anterior, pero veo algunas demoras

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Huracán del Norte
Huracán del Norte · Hace 8 días

Yo no le hubiera dado ese premio. Hay un supuesto que subyace y es seriamente discriminador. A los pueblos originarios enfermería. A Santa Victoria enfermería y a la Capital medicina. En Salta la desigualdad regional, social, económica, es tan grande, que cuestiones cómo estas nos parecen grandes medidas. Este hombre no tiene idea de cómo se mide la investigación. Se trata de patentes, transferencias y publicaciones.

jorge Figueroa
jorge Figueroa · Hace 13 días

que feo que usen la educacion para sus bolsillos miremos la UPAP ex eap escuela de administracion publica se cambiaron el nombre para sus " directivos sigan robando" con sueldos declarados altos y en negro extras que se otorgaron que el mismo parodi autorizo


Se está leyendo ahora