Sin tocar una coma del texto que la Cámara de Diputados compatibilizó con la Constitución Provincial y urgido por estar al filo del plazo constitucional, el Senado sancionó el jueves pasado la ley que le otorga eficacia a la carta orgánica del municipio de Aguaray, que forma parte del departamento San Martín.
El 10 de agosto próximo esta municipalidad del norte salteño cumplirá 78 años de vida y hasta esa fecha se espera contar con la promulgación de la ley que contiene el conglomerado de normas propias, de orden institucional, político y económico.
El texto que elaboraron los siete convencionales que fueron electos por el pueblo de Aguaray en mayo de 2015 tenía un total de 353 artículos y 16 disposiciones transitorias.
Tras la revisión de las comisiones de la Cámara de Diputados, solamente quedaron en pie 149 artículos y 11 disposiciones transitorias.
El senador Andrés Zottos, del departamento San Martín, advirtió que el plazo constitucional de 120 días para tratar la carta orgánica vencía la próxima semana y puso en evidencia que "hubo demora" de Diputados en enviar el texto y dijo que "no se puede trabajar contrarreloj".
De los 60 municipios que tiene la provincia, Aguaray se convierte en el 16§ que cuenta con su propia carta orgánica.
La senadora Gabriela Cerrano (PO) votó en contra y dijo que por la reducción de artículos no se refleja el debate de muchos temas que hicieron vecinos y convencionales.
Como miembro informante del bloque del PJ, el senador Diego Pérez dijo que la disminución en el articulado del proyecto original "fue consensuada y no atenta contra su sentido original".
Agregó que el texto reducido que finalmente quedó, respeta la estructura, el contenido y el espíritu del proyecto original de los convencionales. "La Legislatura no pretende ir en contra de la autonomía municipal, pero no puede deslindar su deber de control de legalidad", sostuvo el legislador por Rosario de la Frontera.
La carta orgánica aprobada contiene un preámbulo y cinco capítulos, con un total de 149 artículos.
Estos se refieren a declaraciones, deberes y derechos; organización del gobierno municipal, que incluye el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante; organización municipal, donde se incluye el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, el Tribunal de Faltas y Administración de empleo público.
Además, organización comunitaria; participación ciudadana y participación en políticas públicas, tales como educación, salud, desarrollo económico, medio ambiente, seguridad y mediación comunitaria.
Finalmente, quedaron once cláusulas transitorias.
Respeta el espíritu original
El senador por Rosario de la Frontera Diego Pérez (PJ) señaló en el recinto legislativo que el texto que se aprobó respeta la estructura, el contenido y el espíritu del proyecto original de los convencionales.
La Legislatura no pretende ir en contra de la autonomía municipal, pero no puede deslindar su deber de control de legalidad, acotó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora