La Cámara de Comercio, Industria y Producción de Metán expresó su rechazo a las nuevas tarifas de servicios públicos implementadas a nivel nacional.
"La asimetría es tal que antes de los aumentos un usuario de CABA por 520 KWh pagaba $55=, en tanto un cordobés por igual cantidad de KWh $373= y un salteño $204=. El principio de equidad indicaba la necesidad de nivelar las tarifas de Capital con el resto del país y la nivelación entre provincias. Después se podía hablar de incrementos parejos a nivel nacional. Con un inexplicable criterio, los incrementos fueron parejos en toda la geografía, consolidando la asimetría", dijo Fernando San Román, presidente de la Cámara de Comercio.
La entidad resalta la imposibilidad de las pymes de absorber estos aumentos, por lo que consideran necesario que Nación implemente una ley pyme, ante el actual cuadro tarifario.
También señalan que será inevitable el cierre de miles de pequeñas y medianas empresas.
Según el documento, desde la Cámara no es que no se haya buscado un camino gradual y equitativo para aplicar los ajustes.
Sostiene que además, el artículo 31 de derechos de los consumidores y usuarios afirma que los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho a la protección de sus intereses económicos; a una información adecuada y veraz; y a condiciones de trato equitativo y digno.
"Exhortamos a nuestros legisladores nacionales, al Poder Ejecutivo Provincial y al Poder Judicial a plantear la eliminación definitiva de las asimetrías, apuntadas como simple reivindicación de equidad federal. Cuando los poderes públicos no corrigen situaciones que afectan a toda la sociedad se hace un deber de las instituciones intermedias expresar su queja en nombre de los sectores que legítimamente representan", destaca la Cámara de Comercio de Metán.
Situación complicada
El tarifazo puso en jaque a numerosos comercios y emprendimientos de la ciudad.
Un restaurante tradicional de San José de Metán, que funciona en la terminal de ómnibus, presentó un recurso de amparo ante la Justicia Federal de Salta, por el excesivo aumento de gas.
"Veníamos pagando en forma mensual alrededor de $1.000 y la boleta nos llegó por $8.600, lo cual me parece algo muy excesivo y una cifra que no podemos abonar. Es una gran torpeza, jamás he visto algo tan aberrante", sentenció Ángel Armando Santamaría, propietario del comercio.
El denominado Parador San José de Metán es administrado desde 1994 por Santamaría, quien luego adquirió el restaurante en 2011.
"Tengo 12 empleados y tuve que recurrir a la Justicia para tratar de revertir esta situación. Ya hemos pagado una boleta, con gran sacrificio, pero si esto no se resuelve en forma favorable vamos a tener que cerrar", afirmó el comerciante.
Por otra parte, por ejemplo, la única pileta climatizada que funcionaba en la ciudad de San José de Metán, en la esquina de las calles Salta y Avellaneda, cerró el 31 de mayo pasado, debido al insostenible incremento en la boleta de gas.
Silvana García, quien es profesora de educación física, alquilaba las instalaciones y era la propietaria del emprendimiento, que funcionó durante 9 años.
Entre los concurrentes se encontraban alrededor de 150 jubilados del PAMI, que asistían a una colonia de vacaciones y formaban parte de diversos proyectos preventivos de salud.
"Tuvimos que cerrar el 31 de mayo pasado debido al excesivo aumento del gas. Veníamos pagando $600 en forma mensual, pero nos llegó $6.500 en abril y $7.000 en mayo", dijo García a El Tribuno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora