La capilla Justo Juez, del mítico hotel Termas de la ciudad de Rosario de la Frontera, se encuentra en completo estado de abandono.
Se trata de una pintoresca construcción de piedra, única en su tipo en toda la región, cuya estructura está muy deteriorada.
El estado de los techos es deplorable y la humedad en las paredes avanzó considerablemente.
Tal es el abandono de la capilla que la parroquia de la Ciudad Termal decidió suspender todo tipo de actividad en su interior.
Hasta hace pocos días allí se oficiaba misa durante los días de semana y se realizaban bautismos y casamientos.
Víctor Yurquina, párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, manifestó en medios locales que ya no se realizan bautismos por la humedad que presenta el edificio y que tampoco se oficia misa.

Un lugar pintoresco
Esta hermosa capilla de piedra, al igual que la Gruta de la Virgen de la Montaña, fue construida entre los años 20 y 30 cuando el complejo termal de Rosario de la Frontera estuvo a cargo de la poderosa sociedad Seguí-Tornquist, cuyo presidente era Carlos Ernesto Tornquist.
La capilla es además un sitio muy visitado por los turistas que arriban a la ciudad.
Legisladores rosarinos realizaron ya varias gestiones para que la capilla Justo Juez y la gruta de la Virgen de la Montaña quedaran bajo la responsabilidad de la Curia salteña. Actualmente, ambos lugares pertenecen al hotel Termas.
Los trabajos
Por su parte, Jorge Méndez, gerente del hotel Termas, trabajó en forma conjunta con el Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia para que se llevaran a cabo los arreglos correspondientes y poder recuperar esta histórica construcción.
En esa línea, se diseñó un proyecto de remodelación y mantenimiento al que solamente le faltaba la autorización del Ejecutivo de la Provincia para que la obra comenzara.
Sin embargo el tiempo transcurrió, el deterioro del singular e histórico edifico continuó avanzando y finalmente la burocracia ganó una vez más: hasta el día de hoy los trabajos no comenzaron y la capilla continúa su lento pero seguro deterioro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora