*

La cara más dura del tetradecagonal para Gimnasia y Juventud | Federal A
Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro se lanzaron a la aventura más linda, la de la lucha por el ascenso a la B Nacional. Pero más allá del carácter competitivo del reducido y de la potencia de los rivales a enfrentar, a santos y albos se les está dificultando el campeonato económico.
El que hoy más lo está padeciendo es el club de la Vicente López por los haberes atrasados: al plantel se le adeuda junio y julio, y luego de una reunión los directivos se comprometieron a achicarla la próxima semana. El viaje aéreo a Río Negro para enfrentar a Cipolletti dejó secuelas y provocó un desfase en Gimnasia que tornó complicado el panorama económico, más aún teniendo en cuenta que las últimas recaudaciones fueron malas y que el ingreso en las arcas del fútbol del club más fuerte sigue siendo la publicidad estática y en la indumentaria, además del subsidio oficial. Solo el traslado del plantel al sur del país generó un gasto compensable con 3 o 4 de las últimas recaudaciones en condición de local (el último viaje generó un costo de 240 mil pesos). En el nuevo bingo -a realizarse en octubre próximo- y en el clásico de la octava fecha (santos y albos compartirán la recaudación), además de la esperanza de que el entusiasmo del hincha crezca a partir del próximo viernes, se depositan las expectativas del millonario para sortear el duro torneo financiero. En Juventud, por su parte, el panorama no es muy diferente: deberá afrontar distancias más pesadas aún y 500 mil pesos de su presupuesto solo son destinados a los sueldos del plantel y el cuerpo técnico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...