Cambió la camiseta y los botines por un casco y un traje deportivo. El Camp Nou por un pintoresco escenario en Montserrat, Cataluña. Y se animó. Neymar fue copiloto del bicampeón de Rally Sebastiaen Ogier.

Acostumbrado a esquivar defensores, el delantero se subió a un Volkswagen Polo R WRC con el piloto francés y dejó en el camino varias curvas del trayecto montañoso. Quedó claro que Neymar, de 22 años, nació para jugar al fútbol y no para estar arriba de un auto. A la estrella del equipo de Dunga le costó leer las indicaciones ante tanta velocidad y pareció sufrir en algunos momentos de mucha adrenalina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Por qué los hinchas salteños van poco a la cancha?

Los precios altos de las entradas
Los torneos ya no son atactivos
Los fracasos reiterados
Por la falta de seguridad
ver resultados

Importante ahora

cargando...