Bautismos a los "foráneos" que implican empalamiento. Golpes de puños, palo de escoba y facas entre los "paisanos" y los "porteños". Esto podría describir el creciente nivel de violencia que existe en el Complejo Penitenciario Federal III del Noa (CPFIII) por una presunta rivalidad entre ambos grupos. Desde enero hasta el 28 de septiembre de 2016 en la cárcel de Güemes se registraron 359 hechos de violencia en general, pero que con el tiempo se volvieron cada vez más graves. Según un informe del Ministerio Público Fiscal, este año hubo 13 presos lesionados con elementos corto punzantes. Pero lo que preocupa a la Justicia Federal de Salta es que en 2016 se produjeron cinco muertes de internos, de los cuales cuatro provenían de otra localidad. Fueron tres los presos que fallecieron por suicidio y uno por falta de atención médica, todos oriundos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). El quinto interno falleció por un paro cardíaco. "Hace un tiempo está creciendo la conflictividad en la cárcel de Güemes y de una manera más violenta", advirtió Eduardo Villalba en diálogo con El Tribuno. Del informe de la Fiscalía surge que a los presos que vienen de otras jurisdicciones se les realiza un ritual de "bautismo", lo que demuestra el nivel de ferocidad que presentan esos hechos. "Ese bautismo implica empalamiento", describió el fiscal.
La Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) detalló que tres de esas muertes se produjeron entre el 27 de septiembre y el 18 de diciembre de 2016 en los pabellones A y C del sector Polimodal de Tratamiento del Complejo NOA. Otro dato alarmante surge del informe de la Procuraduría de Violencia Institucional que aclara que la cárcel de Güemes tiene la tasa más alta de fallecimientos de presos. El CPF NOA duplica al penal de Ezeiza y cuadruplica al de Marcos Paz, ambas prisiones de máxima seguridad.
Una nota publicada el 27 de diciembre en la página de la PPN detalla que los detenidos provenientes de CABA son sometidos a intensos regímenes de aislamiento. Esto ocurre tras medidas de fuerza en reclamo del traslado a una cárcel cercana a su núcleo familiar. Es por eso que ante la sucesión de muertes violentas, la Procuración recomendó el cese del aislamiento y del alojamiento de detenidos de extraña jurisdicción en el establecimiento.

Internos foráneos

Con el fallo "Vilaseca", ya la Cámara Federal de Apelaciones de la Sala II había dispuesto que el Servicio Penitenciario Federal suspenda inmediatamente la recepción de nuevos internos de extrañas jurisdicciones en las unidades de Salta y Jujuy. Lo mismo había resuelto Julio Bavio, a cargo del Juzgado Federal N§ 1 de Salta, cuando ordenó que se suspenda la recepción de ingresos de presos de otras provincias en el CPFIII. Datos aportados por la Fiscalía Federal a cargo de Eduardo Villalba datan que al 22 de diciembre hay 67 internos de otras jurisdicciones alojados en el Complejo NOA. Luego del fallo "Vilaseca", que data del 30 de agosto de 2016, ingresaron al Complejo NOA 11 internos de otras partes del país. El último preso de otro lugar hizo su ingreso el 14 de diciembre de 2016 procedente de Santa Fe.
En la audiencia que se llevó adelante en la Cámara Federal de Apelaciones, el 28 de diciembre, por la acción de hábeas corpus interpuesta por el cotitular de la Comisión de Cárceles de la Defensoría General de la Nación, Benjamín, la Fiscalía de Villalba hizo notar que 28 internos se encuentran alojados en condiciones inhumanas y permanentes mientras esperan cupos en cárceles federales. Once se encuentran en el Escuadrón de Gendarmería de Orán y uno en Jujuy; uno en la Comisaría de Jujuy de la División de Toxicomanía y 13 en la Alcaidía N´ 23 del SPF, ubicada en Chachapoyas.
"La Sala 2 de la Cámara Federal prohibió el ingreso de personas foráneas a la cárcel de Güemes mientras hay personas alojadas en lugares de detenciones impropias. Tenemos abarrotadas las alcaidías de Gendarmería y recibimos foráneas", comentó el fiscal.

¿Qué es lo que pasa?

Según Villalba, trasladar una persona de una jurisdicción ajena a otra es agravarle su condición de detención. "En primer lugar, todo preso o detenido quiere estar cerca de su familia o su defensor", expresó el funcionario. Y agregó: "En segundo lugar, en Güemes se suscitó una rivalidad entre foráneos y no foráneos que terminan en batallas campales todo el tiempo".
Respecto a los suicidios, Villalba aclaró que para la Fiscalía ésta es una muerte traumática.
Y continuó: "Esto no es solo teoría, cuando uno hace visita de cárceles todo lo que pide la gente es estar cerca de su familia y el defensor".
Villalba celebró que de la audiencia que se realizó el miércoles haya participado Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial del Ministerio de Justicia de la Nación.
"Rescatamos la buena voluntad del doctor de venir y escuchar, pero paralelamente consideran que las cárceles federales son una jurisdicción única", finalizó Villalba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

A una semana de las elecciones legislativas, ¿ya tenés decidido tu voto?

Si, estoy seguro
Si, pero tengo dudas
No se a quién votar
ver resultados

Importante ahora

cargando...