La investigación del crimen de la adolescente Abigail Antelo, ocurrido el año pasado en la frontera entre Bolivia y Argentina, quedó prácticamente estancada y sin fecha de reactivación. El fiscal de Yacuiba, Samuel Valverde, que estaba a cargo de la investigación fue trasladado a Tarija. Lo llamativo es que fue informado de su nuevo destino apenas se supo que su principal hipótesis era que la estudiante argentina habría sido víctima de un ajuste de cuentas erróneo, es decir, la acusaron de algo que no había cometido y la ultimaron.
"Me informaron que en Yacuiba trasladaron al fiscal Valverde y estarían pensando en poner uno, dos o tres fiscales para esta compleja causa", dijo ayer el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón.
Junto con el fiscal Valverde, también fue trasladado uno de los jefes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), quien llevaba adelante la investigación en Yacuiba.
Un cambio llamativo
Hace poco más de dos semanas se había informado sobre la orientación que tiene actualmente el caso. El fiscal Cazón recordó que de acuerdo a una investigación de la Policía argentina, que fue entregada en calidad de colaboración a la Fiscalía de Yacuiba, se reconstruyó la hipótesis más sólida que se tenga del caso: la joven de 17 años, que vivía en Salvador Mazza, habría sido víctima de un ajuste de cuentas de una supuesta mejicaneada entre dos bandas traficantes, pero que en realidad ella no intervino en esa maniobra.
Al haber hecho pública esta nueva orientación del caso, se desdibujó la teoría de que Abigail había sido víctima de un caso de violencia de género. Eso se había dicho en un primer momento después de aquel fatídico 25 de agosto del año pasado cuando el cuerpo de la adolescente fue encontrado del lado boliviano, en la quebrada fronteriza.
El caso no es uno más, ya que detrás de lo sucedido se sospecha que podrían estar grupos de narcotraficantes muy poderosos del vecino país.
Después de que se hiciera pública esta línea de investigación, el fiscal boliviano Valverde salió a confirmarla en radios y canales de televisión de las dos localidades fronterizas, Yacuiba y Salvador Mazza.
"Ahora gente del FELCC, que es lo que aquí conocemos como Brigada de Investigaciones, me informa que trasladaron al fiscal y al jefe policial, es decir, sacaron a las dos personas más importantes en la investigación del caso de Abigail", sostuvo Cazón.
Ambos traslados fueron decisiones tomadas por funcionarios del más alto nivel del Poder Judicial y de las fuerzas de seguridad de Bolivia. Ahora habrá que esperar nuevas designaciones para saber cómo continua la causa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora