Florencia Acuña, de Gotas de Calor, añadió que en estos años de trabajo vio de todo. "A veces pasás por el parque y los ves ahí: sentados, solos, mirando el vacío, como esperando que las horas tan solo pasen. Sé que muchos esperan que lleguemos nosotros para comer su única comida con carne de la semana. Quiero que a la gente la motive pensar que esos rostros sufridos se iluminan con una sonrisa cuando ven que alguien preparó algo rico pensando en ellos", le contó Florencia a El Tribuno. Añadió que no existe vulnerabilidad más conmovedora que la de aquel que nada posee. "La mayoría no quiere faltar a estas reuniones y camina varias cuadras o pide al chofer del colectivo que lo lleve gratis hacia donde repartimos la comida. Además, ellos mismos les llevan la comida a otros compañeros que están trabajando o están enfermos", señaló.
El cumpleaños de Jesús
Donde ya es una tradición celebrar la venida de Jesucristo con las personas en situación de calle es en la parroquia de la Santa Cruz (Santa Fe 1247). Allí unas 200 personas comparten la cena ñavideña, luego de haber asistido a la Misa de Gallo de las 22. Desde la parroquia informaron que ofrecerán pollo al horno con guarniciones y confituras navideñas. Además, el 25 festejan con los niños el cumpleaños del Niño Dios.
En la vicaría Nuestra Señora de Luján Sud (Francisco López y Las Bumbunas, de villa María Ester) los hermanos y hermanas de la Santa Cruz reciben donaciones de ropa y calzado para ataviar a los comensales horas antes de que se celebre la Misa de Gallo. Solicitan a la comunidad que lleve prendas limpias, remendadas y planchadas como para vestirlas en el momento hasta el 24 al mediodía. También piden juguetes nuevos o en buen estado de conservación, golosinas, alfajores y platos y vasos descartables para festejar, al día siguiente, el nacimiento de Jesús con los niños. Para coordinar la entrega o hacer consultas, se puede llamar al (0387) 4230941.
En La Lonja
Desde febrero de 2014 que en la manzana 142 C, lote 14 del barrio La Lonja ya los chicos no comen en el suelo. Ahora disfrutan de modernas instalaciones como una despensa, una cocina equipada, baños y depósito. Sin embargo, el alimentar a 200 niños con almuerzo y merienda todos los días, aunque es una loable tarea no es para nada sencilla. Adriana García, encargada del comedor Jesús te Ama, está preparando una cena navideña y solicita la donación de fruta, verdura, carne, alimentos no perecederos y confituras navideñas. Quienes puedan colaborar deben llamar al (0387) 155535194.
El llamado de zona sudeste
La próxima parada donde Jesús nacerá entre los hermanos más humildes nos lleva al barrio Primera Junta. En la manzana 408 B lote 8 funciona el merendero Marcelino Pan y Vino que brinda de lunes a viernes un refrigerio a 86 niños. Se alterna entre mate cocido, tortilla, anchi y arroz con leche. Silvia Arias (33), la encargada, le contó a El Tribuno que ellos costean el azúcar, la sémola, la leche y el gas con aportes de quienes publicitan en la revista vecinal del barrio Tres Cerritos. Además reciben productos de la Panadería Social. Sin embargo, piden gaseosas, pan dulce, turrones y garrapiñadas para celebrar una cena navideña el 23 de diciembre. Servirán pollo (dependen de un compromiso aún no confirmado) con fideos o arroz. Si alguien quiere llevar golosinas, juguetes y ropa y calzado para niños que se encuentre en buen estado debe comunicarse al (0387) 156133221. Silvia comentó que su labor social la llevó a enfrentarse con situaciones desesperantes que se le alojan en el corazón. A casos que son resueltos por el afuera desde una perspectiva despojada del conocimiento de terreno que le otorga a ella el convivir con la necesidad de la gente. "Tenemos a dos niñas rescatadas de la trata de personas y que están en la calle, a un padre que se quedó viudo y porque trabajaba todo el día le sacaron a los hijos. Y así hay historias tremendas todos los días", detalló y pidió para su gente un respiro navideño.
Un mensaje para meditar en Navidad
El padre Bernacki invita a reflexionar sobre nuestra preparación para el 24.
"No debemos dejar que nos roben la Navidad. Es la fiesta del encuentro con Dios. Dios Padre que nos regala a su hijo Jesús, para nuestra salvación.
'¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor!', es el mensaje que nos trae el evangelio. Vivir la Navidad es encontrarse con el Emmanuel (Dios con nosotros). Dejarlo que nazca realmente en nuestros corazones.
¿Les parece que vivamos la Navidad como debe ser?, es decir, reconciliados con Dios y reconciliados con nuestro prójimo. En vez de alzar copas, alcemos nuestros corazones en la esperanza para construir desde el Corazón del Niño Dios la Argentina que todos ansiamos.
En vez de llenarnos de cosas materiales, vaciemos nuestros corazones para llenarlos del amor de Dios que se muestra en el nacimiento de Jesús.
En vez de vivir un "espíritu de la Navidad" que nada nos dice, dejemos que nos llene el Espíritu Santo, para que vivamos la alegría profunda del nacimiento del Salvador. Brindemos y trabajemos por una Argentina sin violencia, en paz, desde la grutita de Belén, y con los corazones ansiando expresar el saludo de una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, lleno de la bendición de Dios. El Niño Dios nos compromete a encontrarlo en el que sufre por carencias espirituales o materiales: tratemos de acercarle el afecto y el cariño que le falta, más allá de una ayuda material".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora