La cultura no descansa en la zona norte de la capital salteña. El arte callejero embellece las paredes del vecindario. La historia comenzó a tejerse hace algunos meses exactamente en la esquina de Mitre y 12 de Octubre, donde se encuentra la farmacia de Carlos Escandar. Una reunión de amigos del barrio dió luz al mural la Diosa de la Coca, que nació bajo la genialidad del notable artista Nicolás Picatto.
Ahora, el segundo capítulo cristalizó la obra Amanecer en el Mercado, donde se volvió a recurrir a las creativas manos de Picatto.
El matrimonio de Carlos y Susana, que desde hace varias décadas llevan adelante la farmacia 12 de Octubre, son los protagonistas principales de este alentador proyecto cultural.
"Gracias al apoyo de muchas personas, pudimos cristalizar un nuevo objetivo. En esta ocasión, el mural se realizó en la esquina del estudio del doctor Marcelo "Bruja" Saleme. Como en la anterior oportunidad, la obra está acompañada por la poesía del destacado Juan Ahuerma. La intención es que este proyecto se oriente al resto de la ciudad. Ya estamos diagramando el próximo mural que estaría vinculado al ferrocarril", aseguró Escandar.
"El objetivo es enriquecer la vista panorámica de la ciudad. Yo les propuse que la obra inaugural se realice en las paredes de mi farmacia. Jamás imaginé recibir una respuesta inmediata, los muchachos empezaron a colaborar para afrontar los gastos. No tuve otra salida...mi obligación empezaba a desandar el camino. Lógicamente, ya contábamos con el aval del gran maestro Nicolás Picatto, uno de los grandes artistas plásticos de la provincia", agregó Escandar.
El sueño se hizo realidad a la colaboración de varias personas: Néstor Megevand, Zico Juárez, Daniel Lafuente, Nicolás Escandar, Geraldina Abraham, Daniel Orte, Negrito Reynoso, Héctor Brunetto, Susana Rodríguez, Carlos Escandar, Eduardo Yañez, Santiago French, Bruja Saleme, Lucho Lavilla, Marcela Monserrat, Kelo Pastrana, Topo Salazar, Lucho Salinas, Palo Suppa, Walter Tanjilevich y Mono Salim.
Se decidió que la primera obra se relacione a la Diosa de la Coca, una pintura exquisita y vistosa. "Estamos formando una grupo cultural y nos encargaremos de colaborar con la cultura urbana. Nuestros trabajos tendrán un mensaje directo a la cultura. El mural de mi farmacia cuenta también con una poesía de Juan Ahuerma", agregó Escandar.
Nicolás Picatto se encuentra actualmente en Portugal, pero jamás se cansa de repetir que disfruta de su trabajo como artista urbano; además, es importante su labor en la creación de esculturas e instalaciones.
El muralista salteño recibió numerosos premios y menciones honoríficas por sus obras. Realizó diversas ilustraciones para varias publicaciones de autores salteños, como la novela "Mujer perdida en Izonsa", del escritor Juan Ahuerma Salazar; también la los poemas de la revista "El pájaro cultural", además de "Consideraciones" y "En clave de circo", del poeta Darío Villalba. Es el autor de los murales Carpe Diem, en el Paseo de los poetas; y Homenaje a Malvinas, en el Colegio Ernesto Miguel Aráoz. Firmó varios murales urbanos bajo el seudónimo de Nicolazo. Participó en innumerables intervenciones, exposiciones y muestras artísticas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora