Con unas 1.200 firmas logradas en solo un día, los vecinos autoconvocados de diferentes barrios de Orán sienten que serán un valioso aval para exigir al Estado provincial mayores medidas de seguridad. La campaña, convocada por redes sociales, tuvo un resultado exitoso y seguirá hasta el próximo martes con puestos ubicados en la Plaza de los Jóvenes y en la rotonda del hospital San Vicente de Paúl.
Una sucesión de crímenes y asaltos fueron el detonante para que, una vez más, los oranenses exijan "medidas reales para cuidarnos como ciudadanos. Lo único que nos impulsa es el deseo de una sociedad sana, tranquila, donde podamos circular y vivir en paz. Y que quede claro: no hay nada político detrás", coincidieron los organizadores. Francisco Álvarez, del barrio Primavera, es uno de los voceros y puso el acento en la necesidad de "depurar a la policía, porque no desconocen lo que pasa, pero todo queda en lo discursivo. Como en otras localidades, todos saben quiénes y dónde se vende droga, pero nadie toma al toro por las astas. Por eso decidimos salir a la calle, demostrar que Orán está despierta y exigir medidas rápidas y efectivas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora