Cheee, un nuevo año bisiesto. Cuentan que los años con 366 días tienen mala fama y son objeto de todo tipo de supersticiones. En general, se los toma como negativos y la historia se ha encargado de acompañar esta creencia: En 1948 asesinaron a Ghandi. Veinte años después, a Martin Luther King y en 1980 a Lenon. En 1912 se hundió el Titanic..., por ejemplo. Por las dudas... no pienso casarme este año.
En la fila de la parada del colectivo en Cafayate, al final de la Serenata, se acerca un vago pintudo y le toca el hombro al que estaba al último e indaga: "¿Acá es la cola?". Se da vuelta el consultado y al verlo al pintudo le dice: "No amor, más abajitoooo". Jajaja. Un abrazo a mi amigo Cipriano Valero.
Recibí correo de Sylvia: "Aro aro aro, ser viejo no es un problema ni un estorbo, pues viejos son los caminos y todavía echan polvo". Jajajaja. Otrito: Le preguntan a la joven: "¿Cómo te llamás?". Ella: "Natasha". El curioso presumido: "¿En qué trabajas?" Ella, timidona: "En artesanales". El curioso: "¿De cuero o madera? La tímida: "Ayyy... perdón, lo prouncié sin separar las palabras". ¡Noooooo!
Uno de estos días me encuentro con mi amigo el poeta Eduardo Ceballos. Nos andamos buscando y no nos podemos encontrar. El me quiere obsequiar sus últimos trabajos y yo me ando haciendo el rogao. Será un honor tener sus creaciones: "Un río, la poesía" y "Ciclomundo"; más los dos libros en CD: "Es Primavera" y "Per Saecula Saeculorum-Amen".
Al jugador de Racing Roger Martínez le dicen "campeón de villa". Anoche le hizo un gol con el taco a boquita. No quiero jeta.
Apodo. A los políticos le dicen "novios veteranos". Prometen hasta meter, una vez metido, nada de lo prometido.
Cantemos un tanguito al estilo Tita Merelo, escrito hace más de 70 años. "No te apures Timoteo/ si te rajan del empleo/ y te dejan ambulante./ Y si tu mujer berrea/ o tu suegra te pelea,/ vos mandate un buen calmante./ Si la vida está muy cara/ o te están acogotando,/ no te apartes de la huella/ aunque vengan patinando./ Suprimí las disparadas/ y acercate a la razón,/ sofrenate y acordate/ que tenés un corazón". Chan chan. Música: Francisco Canaro. Letra: Ivo Pelay.
"Menos mal que me di cuenta a tiempo que el temor a la muerte me estaba haciendo perder de disfrutar la vida". Lo dice Ismael Conchell, quien agrega: "Haga uso, pero no abuso, sobre todo con las mujeres".
Al mal tiempo...mentiras. Para tiempos de escasez económica, van algunas excusas: "Me mudé a lo de mis suegros mientras me remodelan el departamento". "Con este desastre de calles no se justifica cambiar el coche". "Los restaurantes estaban acabando con mi estómago, nada como la comida casera". "¡No querida, lo largué! ¿No sabías que los celulares producen cáncer?" "¿TV cable? La suspendí. ¡Todo el día viendo lo mismo!".
"El día que muera y me convierta en un ser de luz, voy a electrocutar a varios boludos que conozco". Laura.
La copla. Hay unos palos dichosos/ y otros hay que no lo son,/ unos sirven para santos/ otros para hacer carbón.
Un viejo y una vieja/ se cayeron en un pozo/ la vieja gritaba/ chisito pero sabrosoooo. ¡Cuimba! Lo envió Toto.
La esposa harta de que el marido tomara, le dice: "¡Infeliz!, cuando te mueras no te vamos a enterrar ni cremar, te vamos a embotellar". Es de don Ramón Romero.
De la colección de Tombolito. Amigo lector: anoche agarré coraje y rumbié pal despacho del Dire, entré sin golpear y le dije: "Mucha gente escribe pa protestar, dice que en los hospitales tienen muy poco para curar y cuando recurren a las clínicas no hay dinero que alcance...". Pausa para tomar un geniol y seguir: "Fijesé que el otro día en un sanatorio le tuvieron que meter anestesia local de prepo a un paciente". El Dire me averiguó: "¿Para operarlo?". Y le tuve que aclarar: "¡Nooo, para cobrarle!". Publicado el 18 de abril de 1994.




¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia