El próximo domingo 14 se festeja el día de San Valentín, el Día de los Enamorados. Y qué mejor forma de celebrarlo que delante de una buena mesa y en pareja. Pero, además de la típica cena en un restaurante romántico como regalo, este año podremos probar algo diferente y sorprender a nuestros amados con una cena muy especial en casa y con platos caseros. Tal vez unos postres muy dulces y de lo más románticos, precedidos por corazones y platos principales muy especiales y sofisticados. Seguro que si los preparamos con amor, ­ganamos!
Pero para eso, les damos unos consejos. Primero, debemos tener todo preparado, no dejar nada a la improvisación. Las ausencias pueden enfriar la temperatura romántica de una cena especial. Hay levantarse lo menos posible y disfrutar de la conversación y sus detalles. Sobre todo, estar relajados y disfrutar cada minuto.
Después tengamos en cuenta los preparativos para la mesa, lo que dependerá de los gustos de la pareja. Lo importante es que el otro tome conciencia nada más ver la mesa, de que se trata de algo muy especial. Tal vez unas copas de champán con velas será suficiente. O no. La ambientación cambiará según el/la destinatario/a de las atenciones. Pero hay cosas que ya son tópico. Como las velas, el champán, flores o cualquier detalle original. El ambiente que rodea la mesa también debe contribuir a que una cena sea más romántica. Otros detalles como la buena música, serán muy positivos. Y hay que vestirse a para la ocasión. No es necesario smoking o traje, pero procuremos brillar.
Para preparar
Aseguran que las ostras y el chocolate hasta el clavo de olor y la cebolla pueden generar tentadores efectos en las artes amatorias. A este conjunto se les llama "comidas afrodisíacas" y se entiende que estimulan al erotismo y aumentan el apetito sexual: condimentos para el amor. Pero, si bien no existen pruebas científicas en ciertas comidas, se sabe que hay alimentos con una alta proporción de calorías y elementos energéticos que, en combinación con algún ambiente especial y una propuesta tentadora, pueden extraer lo mejor de los dos mayores placeres terrenales: el sexo y las ricas comidas.
Las especias y hierbas aromáticas son las estrellas de la comida afrodisíaca. Espolvoreemos un poquito por allá y agreguemos una pizca por acá y todo tomará otro color. Por ejemplo, en Haití se cuenta que la diosa del amor enamoró a más de mil hombres gracias a esta planta aromática.
No olvidemos que el cacao tiene teobromina y feneletiamina, con efectos sobre las facultades mentales, ayudan a combatir la fatiga y tonifican al sistema nervioso. También la zanahoria reconstituye el sistema nervioso y estimula los impulsos nerviosos, activando la reacción sexual. Entre las frutas secas, la más conocida es la nuez, que ayuda a las potencias masculinas. Hay que probar... Además, las almendras inducen pasión en las mujeres. Y un vaso o dos de vino pueden estimular un romántico interludio, relaja y ayuda a estimular nuestros sentidos. Beber vino puede ser una experiencia erótica: el color del líquido, el movimiento en el vaso, el sabor y tacto en los labios. Pero hay que beberlo con moderación...
El chef del restaurante José Balcarce, José del Monte, nos propone una serie de platos: un carpaccio de salmón; sino una paella de mariscos y conejo. Para terminar, un mix de frutas y pétalos de flores caramelizadas. Sino una provoleta de cabra con mix de verdes, sino un lomo relleno de queso y hongos bridados con panectas y verduras cocidas al vapor. Y para terminar un apple crumbie: rosa de hojaldre y manzana con helado. Sino, un sushi niguiri de langostinos y salmón. Todo, para enamorar de un sólo bocado. ¡Probemos: nunca nos arrepentiremos!

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora