Ya hace casi un mes que la comuna de Salvador Mazza permanece tomada por un grupo de trabajadores, nucleados en el gremio de ATE. Desde hace 28 días que el edificio municipal no atiende al público.
Ayer, unos 80 empleados que trabajan en la sede principal intentaron ingresar al edificio, pero fueron amedrentados por los trabajadores que realizan las protestas desde hace varias semanas.
Si bien los manifestantes retiraron las banderas del frente del municipio, permanecieron apostados en la vereda de ingreso, con carpas y ollas.
La semana pasada la Fiscalía intimó al gremio a levantar el corte que mantienen los trabajadores sobre la avenida San Martín, donde está ubicada la comuna.
Pero solo liberaron el tránsito en uno de los carriles, mientras que el otro permanecía, al cierre de esta edición, bloqueado.
Por su parte, sí quedó liberado el acceso a la localidad, permitiendo la libre circulación de camiones que cruzan el paso internacional Salvador Mazza - Pocitos. La medida se adoptó después de un intimación del fiscal penal Armando Cazón.
El reclamo
Los manifestantes exigen el pago de una deuda de 300 pesos en concepto de ayuda escolar y el pago de sueldos a los contratados.
Fermín Hoyos, dirigente del departamento San Martín de ATE, precisó que la policía los intimó a que levantaran la toma del edificio municipal, pero señaló que no poseen la llave de ingreso. "La llave la tiene el comisario. Las puertas de la comuna están abiertas, el lugar está lleno de policías y si la gente no va a trabajar, es porque adhieren a la medida, no porque se los impidamos. Exigimos el pago de la ayuda escolar, una diferencia del año pasado en las asignaciones familiares y el sueldo de abril y mayo a algunos contratados".
La respuesta
Desde la comuna informaron que los sueldos de la planta permanente están al día, al igual que los de los contratados. Señalaron que los contratados que aún cobraron son los que están de paro.
Según lo acordado en el Ministerio de Trabajo, la comuna debe abonar hasta el día 10 de cada mes los sueldos a la planta permanente y hasta el 20 a los contratados.
Desde el 10 de diciembre pasado, ya son 54 los días sin trabajar en la comuna, entre los distintos conflictos registrados.
Trabajar a medias
Cabe señalar que la comuna cuenta con 450 empleados y que las dependencias que funcionan en los anexos son las únicas que trabajan con normalidad.
Es el Caso de la Dirección Deportes, de La Juventud, Tránsito, Obras Públicas y la Secretaría de la Mujer, entre otras.
En tanto que el intendente y su gabinete deben improvisar oficinas en los diferentes anexos municipales.
Amparo
La semana pasada, el asesor legal del municipio de Salvador Mazza, Pedro Oscar Guillén, presentó un amparo a favor del municipio, en la sala quinta del Tribunal de juicio, a cargo de la jueza Mónica Faber, en Salta capital.
"La presentación del amparo debió hacerse en un juzgado fuera de la jurisdicción del Distrito Tartagal, donde ya se realizaron unas 60 denuncias y hasta ahora no se adoptaron medidas para detener lo que consideramos un delito, que es la toma de la comuna. Hay una suspensión arbitraria del funcionamiento de una institución democrática como la administración municipal", se ñaló.
El letrado informó que también se suman al pedido de jury al fiscal Jorge Cazón, por su inacción en esta situación, pese a las denuncias realizadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora