La difícil situación económica se hace sentir en los sectores más postergados de la provincia, que quedó en evidencia en los últimos días en el barrio Mitre de Orán.
Por eso, en esa barriada volvió a funcionar, en forma transitoria, un comedor que brinda el almuerzo a 51 chicos de entre 2 y 6 años de edad.
El barrio, ubicado al este de la ciudad, mostró su cara más crítica cuando los vecinos presentaron un expreso pedido de ayuda a la intendencia. Las autoridades municipales, tras evaluar la situación, reabrieron el comedor. Al respecto, el intendente Marcelo Lara Gros sostuvo que se tomó esta decisión luego de analizar la situación a través del personal de la Secretaria de Asistencia Crítica y Cooperadora Asistencial. Por su parte, Silvia Lara Gros, gerenta ad honorem de Escuelas para Familias y encargada de tres comedores municipales, explicó que la reapertura de este cuarto comedor "es un esfuerzo municipal, pero debe primar la necesidad y el pedido de la gente". Dijo que luego de revisar los índices de desnutrición que manejan los agentes sanitarios sobre este barrio, inmediatamente el Ejecutivo dio la orden de reabrir el comedor. "La gente que tiene el beneficio de la tarjeta Aipas lo mismo puede inscribirse, porque entendemos que, con la inflación, el monto que se les entrega no es suficiente para cubrir las necesidades alimentarias" remarcó.
Actualmente funcionan 3 de los 14 comedores que brindaban asistencia a más de 1.000 niños de los barrios 200 Años, Libertad y 17 de Octubre.

Sin comedores desde 2014

En mayo de 2014 los comedores infantiles fueron reconvertido por el subprograma "Comer en familia", cuyo objetivo era reforzar el vínculo afectivo en el seno familiar a la hora de sentarse a la mesa. Los padres reciben desde entonces un monto mensual con la tarjeta Aipas, pero los montos quedaron muy atrasados con la creciente inflación.
La Provincia se hace cargo de las tarjetas de los beneficiarios y el municipio asumió los costos de los actuales comedores.
Orán contaba, hasta mayo de 2014, con 17 comedores barriales que brindaban el almuerzo a más de 3.000 niños de familias de escasos recursos. De allí, solo 3 son sustentados por la comuna que siguió costeando el almuerzo de los menores. Cuando los niños cumplen los 14 años, quedan automáticamente fuera del subprograma.
Cabe recordar que el titular del beneficio de base, Programa de Abordaje Integral de Política Alimentaria Salta (Aipas), recibe un monto de $160, a los que se suman $80 por cada integrante de su familia con tuberculosis o niño de bajo peso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora