*

La comunidad boliviana marchó contra la xenofobia
Ayer, pasadas las 17, un grupo en representación de la comunidad boliviana se concentró en la plaza 9 de Julio para pronunciarse en contra de las posibles modificaciones a la ley migratoria y a la supuesta creación de un centro de retención para migrantes. José Taborga, comunicador social y representante de la comunidad boliviana en diálogo con El Tribuno, aclaró que esta iniciativa surgió el viernes pasado después de una reunión en el Consulado de Bolivia. "El viernes a la noche hubo una rendición de cuentas en el Consulado de Bolivia y ahí se hizo la sugerencia de que nos pronunciemos pacíficamente en contra de estas manifestaciones que ya se vienen deslizando en los medios de comunicación. Las declaraciones del senador Miguel Ángel Pichetto y las del diputado salteño Alfredo Olmedo han creado una sensación de xenofobia", informó Taborga. "Es la primera vez que, en Salta por lo menos, nos manifestamos por xenofobia", agregó.
Por otro lado, en relación con la cantidad de inmigrantes bolivianos, Taborga informó que en Salta hay dos cifras, la oficial que establece que hay 2.500, aproximadamente, en la capital y alrededores. "En toda la provincia existe un registro informal de unos 70 mil bolivianos. En Buenos Aires, solamente hay alrededor de un millón y medio", aclaró el portavoz. Simultáneamente a Salta, se realizaron manifestaciones en la ciudades de Buenos Aires, Rosario y Mendoza bajo la misma consigna. Según lo que informó Taborga, una de las primeras cosas que hizo el Gobierno nacional es congelar las cuentas de las jubilaciones de algunos extranjeros, "y no estamos hablando de latinoamericanos sino de europeos. Se les ha congelado la cuenta hasta que se regularice, entre comillas, su situación migratoria y es gente que hace más de 40 años que está viviendo en el país. Estos hechos a esta altura de la vida perjudican a las personas". Hasta ahora son unos 250 residentes en Buenos Aires los que no están cobrando sus jubilaciones. "Desde la Anses han informado que no se pagarán las jubilaciones hasta que se garantice que estas personas viven en la Argentina". En Salta, por el momento, se desconoce que haya alguien en esta situación.

Salud y educación

En relación con la polémica generada por la posibilidad de que los extranjeros tengan que pagar por la educación y la salud, Taborga expresó que "todos los extranjeros legalmente establecidos tienen los mismos derechos que cualquier argentino. Un extranjero que viene y hace su vida en Argentina, que tiene una familia y trabaja legalmente está contribuyendo al fisco igual que cualquier otro argentino". Sin embargo, la comunidad boliviana está de acuerdo que debe existir un control, sobre todas en las políticas migratorias. "No puede haber gente ingresando ilegalmente al país, pero no por eso quitarle los derechos adquiridos a las personas que están legalmente establecidas", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...