La comunidad colla de Angosto del Paraní, asentada a 60 kilómetros de Orán, al oeste, no cesa en su pedido de acondicionamiento del llamado "camino ancestral", que les permitirá ahorrar significativamente kilómetros de distancia hasta la ciudad y, en consecuencia, brindarles mayor celeridad en caso de emergencias.
Los reclamos llevan años y por la falta de respuestas, el lunes pasado hicieron un acampe de 24 horas en las puertas de la Municipalidad oranense. La medida se levantó cuando el intendente Marcelo Lara Gros junto al diputado provincial Baltasar Lara Gros, se comprometieron a enviar maquinaria para despejar los caminos.
"Mientras los concejales ni nos han escuchado, el intendente nos ha prometido enviar máquinas y camiones y seguir gestionando ante Vialidad Provincial par que contribuya", dijo Oscar Farfán, vocero del grupo al concluir el encuentro. En esa oportunidad, Lara también se comprometió a apoyarlos en sus intentos de reconstrucción del camino ancestral, que les evitaría cruzar varios ríos para trasladarse, situación que se agrava en época de crecidas.
Las obras
Según se pudo saber, la comuna y Vialidad Provincial pondrán las máquinas y el personal para iniciar la apertura del camino. Una retroexcavadora y dos camiones serían inicialmente necesarios para mejorar el sendero hecho por los propios pobladores y se espera que los trabajos finalicen la próxima semana, antes de que se reinicien las clases.
El diputado Lara remarcó que esa es la ayuda que inicialmente se puede ofrecer y calculó que en 10 días podría estar mejorado el tramo si todo marcha normalmente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora