La comunidad aborigen de Angosto de Paraní, asentada en el extremo oeste del departamento Orán se encuentra aislada. Las constantes lluvias del último período estival arrasaron con los caminos. Hoy deben cruzar cuatro brazos de ríos para llegar hasta San Ramón, para cobrar las jubilaciones, planes sociales, acceder a servicios de salud de complejidad, educación, etc. Así lo afirmó Oscar Farfán, referente y vocero de esa comunidad de la etnia kolla.
La gente del lugar pide la urgente reparación del camino principal que los conecta con el sector urbano, donde deben trasladar su pequeña producción de citrus, verduras, artesanías y ganado menor. “Si no arreglan el camino hasta octubre, es decir antes de que comiencen las lluvias se va a poner peor”, contó Farfán a El Tribuno.
En la actualidad, para llegar desde Angosto de Paraní la gente debe atravesar los ríos San Andrés, Naranjo, Santa Cruz y Redonda. De los 60 km, que separa a un pueblo del otro son 10 km los que deben ser reparados con maquinaria pesada. “El resto podemos hacerlo nosotros mismos con pico y pala. La puesta en condiciones del camino es algo que ya está previsto desde el año pasado, pero no lo hacen. Es por eso que ahora venimos a Orán a elevar nuestros reclamos y nuestros pedidos a las autoridades”, concluyó Farfán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora