El finquero que encontró las urnas funerarias en un campo cercano a las orillas del río Rosario, Pedro Saravia, al igual que sus vecinos, impulsa que estos restos y otros encontrados en diferentes lugares de Rosario de Lerma, sean recuperados como parte del patrimonio arqueológico autóctono que ha salido a la luz en los últimos años.
Los vestigios hallados en los campos de la Finca San José hace dos semanas atrás, motivaron que el municipio solicite a las autoridades del Museo de Antropología de Salta, a cargo de la preservación de los vestigios, la restauración de las piezas en la misma ciudad de Rosario de Lerma y que se brinde capacitación al personal que resguardará estos restos que, según las primeras estimaciones, datan del año 1100 d.C.
En este sentido, las autoridades locales buscan la manera de que las piezas no salgan del municipio y que la propuesta del agricultor Saravia se concrete. Esto revitalizaría el viejo proyecto de establecer un lugar de exhibición permanente al público de los numerosos vestigios hallados en campos de la zona oeste rosarina.

Un museo propio

"Algún día deberíamos tener nuestro museo. Son muchas las piezas que, a través del tiempo, se fueron encontrando en campos aledaños a la ciudad, y muchas otras que durante años han sido extraídas de otros yacimientos de la zona. El municipio tiene la buena intención de preservarlas y que se queden en Rosario" contó Pedro Saravia, propietario de la finca San José, en su charla con El Tribuno.
La urna funeraria rescatada últimamente está casi intacta. Mide alrededor de un metro de alto y en su interior hay otra urna más pequeña. A tan solo 500 metros del lugar, en los campos donde ahora se encuentra el barrio Islas Malvinas, hace dos años atrás se hallaron vasijas y restos óseos que datan de la misma fecha que la urna funeraria de San José.
Según los datos aportados por los arqueólogos, esta zona estaba habitada por la llamada cultura Lerma, preincaica y anterior a los habitantes de Tinti, yacimiento hoy inexistente y donde hay explotación ganadera e inmobiliaria, ubicado al oeste, en los cerros de Corralito, a 10 kilómetros de la ciudad.
arqueologia.jpg
La urna al momento de ser recuperada.
La urna al momento de ser recuperada.
Los estudios
Los vestigios de aquellos habitantes Lerma, que se desarrollaron en esta zona alrededor del año 1000, están mostrándose hoy al mundo. En la finca donde fue encontrada, se preservó el lugar y se permitió el trabajo de los expertos del Museo de Antropología, a cargo de Mirta Santoni.
La gran urna se trasladó al sitio conocido como Museo del Carnaval, donde se adaptó una habitación para que los arqueólogos la estudien y restauren. "El objetivo de los rosarinos es no desprenderse de esta pieza y rescatar otras que están en la capital, pero para ello debemos prepararnos. Desde la Municipalidad se acordó con las autoridades de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural de la Provincia que se capacitará a personal municipal para que esté a cargo de este proyecto, que tiene como meta poner a disposición de la comunidad una parte de nuestro pasado e historia", acotó Elsa Liendro, directora de Cultura de Rosario de Lerma. Anticipó que en poco tiempo se exhibirá esta pieza y otras en el mismo lugar donde se acondiciona, por ahora, la permanencia de la urna funeraria de San José.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Victor Hugo Salazar
Victor Hugo Salazar · Hace 1 mes

Este es un pedido que la población tiene que hacer a sus consejales para que trabajen en beneficio de la gente que los votó y del intendente que también se beneficiará con una medida como esa. Para ello tiene que saber hacer un pedido juridico formal a la gobernación y presentar un proyecto apoyado aprobado por la camara de consejales elevado a la gobernación para que tenga peso y se pueda hacer cumplir el deseo del pueblo!. Una vez mas es falta de preparación de los gobernantes que llegan a los puestos sin preparación!.