Como todos los años, transcurrida la festividad en honor al Señor y a la Virgen del Milagro, la comunidad de Campo Santo y de parajes cercanos renovaron sus votos de fidelidad a los Patronos Provinciales en el Milagrito, que tiene lugar el domingo siguiente de la fiesta del Milagro en Salta.
La misa, que contó con la presencia del monseñor Antonio Cargnello, comenzó a las 17.30 de una ventosa y cálida tarde. Alrededor de las 18.30 las imágenes salieron de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria y fueron recibidas por miles de pañuelos blancos, flameando con fuerza en las manos de los fieles de votos favorecidas por el viento. La procesión con las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro recorrió gran parte de las principales calles del pueblo y antes de emprender el regreso a la parroquia, en la cruz episcopal ubicada sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, se llevó a cabo la renovación del pacto de fidelidad de todo un pueblo con sus santos patronos.
Una vez ubicadas las imágenes en el palco central y antes de su ingreso a la parroquia, un desfile cívico militar les rindieron honores con la participación de instituciones educativas públicas y privadas, agrupaciones militares y policiales además de los tradicionales fortines gauchos, estas actividades estuvieron presididas por el intendente Mario Cuenca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora