Con gran éxito se desarrolló en San José de Metán la semana de la educación especial. Las actividades culminaron el domingo pasado con la comunión de cinco alumnos, la confirmación de 7 y un bautismo en la parroquia Señor y Virgen del Milagro, a cargo del padre, Carlos Castillo.
Paola Tapia llegó emocionada el domingo por la mañana al templo, junto a su hijo Carlos, de 14 años, que concurre a la escuela de educación especial Evita, quien realizó la primera comunión.
"Estoy muy contenta porque mi hijo recibió este sacramento y es un orgullo. Mi pequeño tiene problemas neuronales con dificultad para hablar, pero este año va a pasar a segundo año", dijo la mujer.
"Mi hijo va desde los 3 años a la escuela Evita y se siente muy feliz. Esta semana ha sido muy especial para todos", remarcó.
Las actividades incluyeron la tradicional marcha de la integración de alumnos, docentes y padres, por las calles de la ciudad, con la participación de otros establecimientos.
"Realmente fue una semana muy positiva, todas las actividades programadas salieron muy bien. Nos sorprendió el gran acompañamiento en la marcha de la integración. La nueva mirada de la escuela especial es la inclusión de todos los niños con capacidades diferentes en los distintos establecimientos educativos primarios y de nivel medio, en los que ya estamos incursionando", destacó Noemí German, directora de la escuela Evita.
Cabe destacar que en un esfuerzo conjunto entre instituciones y con el apoyo de los padres, actualmente hay 110 chicos integrados en escuelas comunes de San José de Metán. Mientras que a la escuela de educación especial Evita concurren 98 alumnos.
"Estamos brindando lo que se denomina un servicio educativo integral, que es para jóvenes que están en edad de la escuela secundaria, para que hagan la mayor cantidad de horas pedagógicas en los colegios y las que restan las cumplimentan en la escuela especial. Esto está dando resultados muy positivos", indicó.
En el marco de las actividades se realizó una jornada de convivencia con alumnos del primer año, sexta división, del colegio José Manuel Estrada. Además a través de un proyecto interinstitucional los alumnos del nivel inicial con chicos de la escuela Marcos Avellaneda plantaron un árbol.
La escuela Evita presentó la primera muestra anual de los talleres de capacitación laboral, en la que expusieron los productos elaborados en los talleres de costura, artesanías, cocina y carpintería.
"A nuestra institución concurren actualmente 98 chicos y brindamos el servicio de apoyo a otras instituciones que tienen 110 alumnos especiales integrados en escuelas públicas. Ya hay alumnos incluidos en el nivel medio", destacó German.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia