Dos monjas de clausura del convento de General Rodríguez declararon ayer ante la Justicia que sabían que esa madrugada del 14 de junio el exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, iba al lugar y que tenían orden de abrirle la puerta.
Así lo declararon como testigos ante el juez federal Daniel Rafecas las hermanas Marcela y María, quienes aquella madrugada estaban en sus respectivos claustros en el convento, donde López arribó con bolsos que tenían nueve millones de dólares, antes de ser detenido.
De acuerdo a la declaración de las religiosas, fue Alba Día de España Martínez, conocida como "la Madre Alba" y de 95 años, quien les dijo que López iba a llegar esa madrugada y les dio la orden de abrirle la puerta, tal como ocurrió.
Primero declaró la hermana María, quien dijo que Alba dio la orden de estar atentas al portón de entrada porque iba llegar López y señaló que a éste lo conocía porque había compartido el té en varias ocasiones con el obispo Rubén Di Monte (fallecido) en el convento.
María Antonia Casas recordó que "la noche del 14 de junio fue algo inusual", que la hermana Marcela le había avisado que estuviera atenta al portón porque iba a venir "José".
En tanto, la religiosa negó que haya visto en el convento en alguna ocasión al exministro de Planificación Federal Julio De Vido y a la exministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, tal cual trascendió.
Por su parte, Marcela Albin recordó que, cuando a las 20 del lunes 13 le fue a poner oxígeno a la Madre Alba a su habitación, ella le dijo que iba a ir López al convento. "Yo a José lo vi dos o tres veces, porque a veces monseñor no podía abrir la puerta de la casa, entonces iba yo a abrirle la puerta, y ahí lo vi a José con su señora, María", dijo en referencia a la esposa del exfuncionario y también investigada por enriquecimiento ilícito.
La monja Marcela también señaló que esa noche, López y la Madre Alba estuvieron reunidos alrededor de una hora en su cuarto y que en un momento determinado ella ingresó para llevar scons.
Luego de la declaración, hubo un careo entre ambas religiosas por contradicciones en sus declaraciones.
Para la primera semana de agosto, está prevista la declaración indagatoria de la hermana Inés, de los presuntos testaferros Eduardo Gutiérrez y Andrés Galera y María Amalia Díaz, esta última esposa de José López.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora