La jueza María Victoria Montoya Quiroga, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio, condenó en proceso abreviado a Aníbal Eduardo Espeche (31) a la pena de once meses de prisión efectiva por considerarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de amenazas y estafa (dos hechos) en concurso real. La jueza declaró al imputado reincidente por segunda vez y ordenó que sea trasladado inmediatamente a la Unidad Carcelaria 1.

Espeche fue denunciado por dos damnificados. En el primer caso, la señora M.R.G. solicitó presencia policial en su domicilio en Sumalao debido a un incidente con el imputado, con quien su hija había iniciado una relación de noviazgo luego de conocerlo por Facebook.

Espeche se había presentado en la casa familiar con el nombre falso de David Montes, haciéndose pasar por personal de Gendarmería Nacional.

La denunciante contó que ella, confiando en la palabra de Espeche, le había prestado dinero en efectivo. También denunció que, en el marco de una discusión, la insultó, le tapó la boca y la amenazó de muerte.

Finalmente, precisó que cuando el acusado se presentó en su casa a retirar sus pertenencias, dejó un chip mediante el cual su hija entabló diálogo con otras mujeres, quienes le comentaron que también habían sido estafadas por él.

Por otro lado, Espeche fue denunciado por un remisero, quien contó que el imputado le solicitó un viaje a Cafayate, le dijo que se lo iba a abonar cuando regresaran a Salta pero nunca cumplió. Incluso, en el camino le pidió dinero prestado que tampoco le devolvió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora