La controladora del aeropuerto de Rionegro, noroeste de Colombia, donde debía aterrizar el siniestrado avión con los futbolistas del club brasileño Chapecoense, denunció este jueves haber recibido amenazas tras la divulgación de una grabación que registra el intercambio con el piloto minutos antes del accidente.

"Lamentablemente, por causa de mis colegas periodistas, he conseguido que personas ignorantes y ajenas a este oficio y sobre todo que ignoran los procedimientos amenacen mi integridad física y mi tranquilidad personal", afirmó Yaneth Molina en un comunicado divulgado este jueves en Medellín, pero fechado el 30 de noviembre.

"Puedo aceptar con absoluta certeza que de mi parte hice lo humanamente posible y lo técnicamente obligatorio para conservarle la vida a esos usuarios del transporte aéreo", afirmó la controladora en el texto, donde dice estar "analizando soluciones" ante las amenazas, sin dar más detalles.

El audio difundido por medios colombianos, pero calificado por Aeronáutica Civil de "inexacto en los tiempos" y de no estar certificado, registra momentos dramáticos, pero Molina nunca pierde la compostura.

La voz de la funcionaria de la terminal aérea José María Córdova de Rionegro se escucha en una grabación en la que el piloto de la aerolínea Lamia reporta estar en graves problemas minutos antes de estrellarse con 77 personas a bordo, de las cuales solo seis sobrevivieron, en una zona montañosa a 50 km de Medellín.

"Señorita, Lima-Mike-India 2933 está en falla total, ¡falla eléctrica total, sin combustible!", dijo el piloto Miguel Quiroga a la operadora de la torre de control hacia las 22 (hora local) del lunes, según la grabación.

"¡Vectores, señorita, vectores a la pista!", exclama luego.

En la grabación, se escucha cómo el piloto solicita "prioridad para aterrizar", y la operadora busca allanarle el camino alejando a tres aeronaves en la zona: dos de Avianca y una de Viva Colombia.

La última frase de Molina con el avión accidentado es: "Lima- Mike-India 2933, ¿posición?". Luego, silencio.

La licencia de la aerolínea Lamia, propietaria de la aeronave accidentada, fue suspendida este jueves por el gobierno boliviano que ordenó una investigación por el accidente.

En el avión, que cubría la ruta Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) - Rionegro (Colombia), viajaban futbolistas y directivos del club Chapecoense, que iba a disputar el 30 de noviembre el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana contra el colombiano Atlético Nacional. Los acompañaba una veintena de periodistas deportivos.

La tragedia es investigada por autoridades aeronáuticas colombianas, junto a expertos internacionales, que han advertido que las conclusiones sobre las causas del accidente tardarán al menos seis meses.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maria Elena  Gonzalez
Maria Elena Gonzalez · Hace 2 días

Sinceramente esta tragedia nos golpeo a todos mas aun a nosotros que estamos tan cerca. Es doloroso ver que tantos jóvenes que iban con alegria y pensando y dispuestos a ganar y hacer historia en la Copa Sudamericana. Dios bendiga a todas las familias que perdieron a sus seres queridos para que en los dias venideros puedan aliviar su dolor.

antonio barros pisculich
antonio barros pisculich · Hace 2 días

Es fatalidad del destino,no se pero hay serias y comprometedoras falencias por parte tanto del responsable de la compañia aerea como los que autorizan a realizarlos vuelos, teniendo en cuenta que contaba con antecedentes que no le permitian seguir operando, es inadmisible ahora que se tiene que esperar seis meses para saber que es lo que ocurriò, el inmenso dolor de todos los familiares de las victimas,no va a ser facil olvidar.-


Se está leyendo ahora