Un exsecretario general del gubernamental Partido de los Trabajadores (PT) y un empresario fueron detenidos ayer en Brasil por su presunta implicación en un esquema de "blanqueo de capitales" para saldar deudas de esa organización política, informaron fuentes oficiales.
Estas investigaciones se realizan en el marco de la operación "Lava Jato" (lavado a presión) lanzada en 2014 por el juez Sergio Moro contra una red de corrupción en torno a Petrobras e implica a figuras del "mensalao" (el salariazo), que sirvió para comprar votos de parlamentarios durante el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2007).
Los detenidos son el exsecretario general del PT Silvio Pereira y el dueño del Diario del Gran ABC (en la región de San Pablo), Ronan Maria Pinto, precisó el procurador Diogo Castro en una conferencia de prensa. Los fraudes se cometieron a través de un empréstito bancario, concedido en octubre de 2004, por un monto de 12 millones de reales (3,2 millones de dólares al cambio actual), a un empresario, pero cuyo "destinatario real era el Partido de los Trabajadores", precisó en un comunicado la Justicia Federal de Paraná (sur), el Estado desde donde actúa Moro.
"Ese préstamo nunca fue devuelto", pero "se simuló su cancelación mediante un contrato de pago de embriones de ganado bovino" del empresario que lo había contraído al banco Schahin, añadió el comunicado. "La verdadera causa para saldar la deuda habría sido la contratación de Schahin por la petrolera Petrobras" para financiar una operación de prospección submarina, indicó. La Policía Federal anunció que pretende "profundizar la investigación sobre el esquema de blanqueo de capitales por cerca de 160 millones de dólares (al cambio actual), procedentes de la gestión fraudulenta del Banco Schahin, cuyo perjuicio fue asumido posteriormente por Petrobras".
El escándalo del "mensalao", coordinado por José Dirceu, el entonces jefe de gabinete de Lula, desbarató a prácticamente toda la plana mayor del PT.
Silvio Pereira había evitado sentarse en el banquillo tras alcanzar un acuerdo con la Justicia para cumplir una pena alternativa con actividades comunitarias. Los cargos que pesaban sobre él hubieran podido costarle de uno a tres años de cárcel.
Entre las personas interrogadas el viernes, figura Delubio Soares, tesorero del PT en la época del mensalao. Soares había sido condenado a seis años y ocho meses de cárcel, pero en agosto de 2014, tras cumplir un sexto de la pena, fue autorizado a purgar el resto en régimen abierto. La operación de ayer, denominada "Carbono 14", estuvo centrada en el estado de San Pablo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora