Hace 50 años, los franciscanos de Salta anunciaron oficialmente la creación del instituto Padre Gabriel Tommasini, un bachillerato comercial, incorporado a la enseñanza oficial.
Fue entonces que contaron a El Tribuno que "El bachillerato comercial era un viejo sueño de la comunidad franciscana. Es el verdadero broche de oro de estos cincuenta años (1916 - 1966) de tan intensa actividad educacional.
Estas son las puertas para la juventud de Salta; y aquí está la hermosa posibilidad de una formación integral".
Presentación
Y lo presentamos (al nuevo establecimiento) en medio de magníficos institutos secundarios que ya existen en nuestra cuidad. Lo presentamos para que se incorpore a la labor educacional a nivel superior, y colaborar así con la cultura de la juventud salteña.
Hay que reconocer que los franciscanos no somos nuevos en la enseñanza superior. La escuela de latinidad del 1700; la preocupación de los franciscanos, herederos de los estudios superiores dejados por los Padres Jesuitas, en el 1800; la dirección de la célebre Universidad y del Colegio Máximo de la ciudad de Córdoba, son respaldos claros de las posibilidades de los franciscanos en el campo de la educación. A eso hay que añadir el instituto secundario que dirigimos en la progresista ciudad de Tartagal, que ya llegó a la quinta promoción de bachilleres.
Salta se va a enriquecer con esta nueva casa de estudios, y nosotros los franciscanos esperamos no defraudar la confianza. Estamos dispuestos a cualquier sacrificio".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora