*

La cuarta debe ser la vencida para Central Norte
Una racha negativa. Un estigma. Un karma. Central Norte no solo enfrenta a Brown de Lules, sino a sus propios fantasmas.
Desde que descendió del Federal A, en un polémico y fatídico partido por la permanencia ante Juventud Antoniana, en mayo de 2014, el cuervo estuvo siempre cerca de volver. Pero no volvió. Y desde entonces afronta el Federal B, llega hasta lo más alto pero no logra superar el último escalón. O el penúltimo.
En el torneo de transición que comenzó en septiembre de ese año y que se extendió hasta febrero del año siguiente, el cuervo conoció a Almirante Brown de Lules, al que debe superar esta tarde y con el cual compartió zona en aquella oportunidad. Los tucumanos terminaron líderes en la fase regular y Central, en el tercer puesto. Ambos clasificaron a los play-offs, eran solo tres llaves para ascender. Ya en enero de 2015, tuvo a Monterrico San Vicente como primer rival y lo superó sin problemas con 2 a 0 en el global. Luego se topó con Mitre en la semifinal: perdió ganó 2 a 1 en el primer duelo y luego cayó 1 a 0. El ciclón se quedó con la tanda de penales por 4 a 3, con una gran actuación del arquero Mauricio Pegini y el cuervo resultó eliminado.
En mayo del mismo año inicia una nueva temporada del Federal B. Después de una muy buena campaña en la fase regular termina segundo solo por debajo de Tabacal, con 11 victorias, 8 empates y 3 derrotas. Pasó a jugar la segunda fase reducida en la cual terminó tercero por debajo de Talleres de Perico y Sportivo Guzmán. Clasifica a los play-offs y en cuartos de final supera a Resistencia Central, en los penales, por 4 a 3, luego de empatar 0 a 0 y 1 a 1. En la semifinal conoció a un verdugo impensado: San Martín de Formosa, con el que empató 0 a 0 en Salta y perdió 1 a 0 como visitante. Central es eliminado por segunda vez en el mismo año y en la misma instancia.
En este 2016, en el primer semestre, volvió a quedar en la puerta del ascenso en un torneo relámpago. En octavos de final deja en el camino a Amalia, luego de ganarle 2 a 0 en Tucumán y con el mismo resultado en Salta. En los cuartos, despachó a Argentino Peñarol: 3 a 1 en Córdoba y 7 a 1 en Salta.
Y en la semifinal, otra vez San Martín de Formosa. Y otra vez la frustración. El cuervo logró un buen empate en Formosa, sin goles, pero en Salta terminó 1 a 1 y cayó en los penales 4-2.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...