La producción fabril, que siempre implica un grado de contaminación, tiene que mostrar su valía dando cuenta de un desarrollo eficiente.
En el caso local, las fábricas que se instalan en Salta deben presentar un informe de impacto ambiental ante el Ente General de Parques y Áreas Industriales.
Las evaluaciones competen también a las reparticiones gubernamentales de Ambiente, tanto de nivel provincial como municipal.
"Cada empresa que se instala presenta y tiene que aprobar un estudio de impacto ambiental y social", apuntó Dorigato, y puntualizó que "es evaluado por la Secretaria de Industria con asistencia de la Secretaría de Ambiente".
El funcionario acotó que "además es remitido a la Municipalidad correspondiente".

Provincia

Consultados por este medio, voceros de la Secretaria de Ambiente provincial, titularizada por Irene Soler, negaron estar participando de análisis de informes ambientales de empresas del parque industrial. Aclararon que promueven un programa de certificación a las empresas, que lo suscriben de manera particular con cada una.
El ecosello se otorga en cuatro escalones: compromiso, aptitud, responsabilidad y eficiencia y "es compatible con la Norma Internacional ISO 14001", según dijeron desde Ambiente de la Provincia.
Soler aterrizó en la Secretaría de Ambiente en diciembre último. Desde la actual conducción de la dependencia, aseguraron que este año: "Las empresas del sector turístico han iniciado el camino de la certificación y alguna de ellas ya han cumplido satisfactoriamente con la etapa 1: compromiso del eEcosello".

Municipio

Por su parte, el municipio capitalino expide su certificado de aptitud ambiental municipal (CAAM), que se implementó en 2006 mediante la ordenanza 12745 del Concejo Deliberante.
Según indica esa norma, el CAAM es el documento mediante el cual la Secretaría de Ambiente acredita "el cumplimiento de la normativa de evaluación de impacto ambiental y social".

El plazo

El certificado expira tras dos años en la mayoría de los casos. Hay tres rangos posibles de impacto ambiental: bajo, medio y alto.
Los nuevos mandos en el área de Ambiente, con Federico Casas a la cabeza, destacan la necesidad de modificar esa categorización como una de las modificaciones a introducir en la ordenanza.


Llegarían otros fondos de Nación

Además de los 50 millones de pesos que se destinarán a parques industriales mediante el Plan del Bicentenario y del crédito que llegaría mediante el BID, que podría trepar hasta los 6 millones de dólares, el principal referente del Ente General de Parques y Áreas Industriales, Diego Dorigato, confirmó que están haciendo otras gestiones para conseguir otros afluentes de caudales.
Dorigato adelantó: "Estamos gestionando con Nación, a través de una línea de ANR (Aportes no reintegrables), fondos específicos para parques industriales".
El secretario de Industria no aclaró en qué instancia se encuentran tales tramitaciones ante el Gobierno nacional aunque dijo que es muy factible que se concrete la llegada del dinero.
El concepto "no reintegrables" no se trata de un crédito ni de endeudamiento sino de una inyección industrial sin devolución. No obstante, la Provincia rendirá cuentas a la Nación sobre el destino de esos caudales.
Se presume que esos dineros se utilizarían para aquello que el secretario provincial consideró como prioritario, es decir, las conexiones de los tendidos de luz, agua y gas para dar paso a la venta de los loteos. "Si no se las puede terminar, está la opción de negociar el precio del lote a condición que cada industria complete las conexiones", dijo Dorigato.
Los tres parques industriales vigentes son públicos -la ley también los permite de gestión mixto y privada-, y tanto el de capital como el de Mosconi fueron cedidos a la Provincia cuando ya estaban funcionando. Solamente el área de Güemes se elaboró por iniciativa gubernamental. La fundación del capitalino se remonta a finales de los años 70, mientras que el del norte provincial está en el lugar donde funcionaba YPF hasta los años 90.
Dorigato especificó que "el máximo de dinero que otorgan esos ANR es 3 millones de pesos". Por ello, explicó que si bien es importante que llegue ese dinero, no es tan significativo como será el crédito del BID o los 50 millones por el Plan del Bicentenario. "Hay que tener en cuenta que las obras de infraestructura son realmente muy costosas, se necesitan inversiones millonarias", estimó el funcionario.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora