La tercera y última jornada de la simulación del modelo de Naciones Unidas (ONU) cerró ayer con una fiesta de la cultura. Los estudiantes representaron a cada uno de los países que integran la Organización con sus comidas, bailes típicos, vestimenta tradicional y mucho más.
Unos mil alumnos formaron parte de la feria de las colectividades, con la que se cerró la última jornada de la simulación del modelo de Naciones Unidas. En total fueron 32 países representados en sus stands.
Los chicos elaboraron las comidas típicas de cada país, presentaron sus bebidas, hablaron de sus lugares turísticos, sus costumbre, sus trajes típicos y algunos se animaron a presentar los bailes tradicionales en el escenario central. Entre ellos, un grupo de chicas representó a Palestina y un grupo de varones danzó al ritmo típico de los tambores de Sierra Leona.
Los integrantes de Planeta Jeva también hicieron su presentación y el grupo Alma Joven le puso música a la tarde en el Centro de Convenciones.

Las voces

Constancia Parra y Belén Díaz, del colegio secundario San Agustín, captaron la atención de muchos con las arepas venezolanas. Unas galletas elaboradas con harina de maíz. También presentaron "el negro en camisa", un bizcocho semiamargo con salsa inglesa y chocolate blanco, sumado a las tisanas y a las cocadas.
Bolivia también fue una de las más destacadas con la prestación de una sopa de maní y con la entrega de un prendedor con figuras de coyitas.
Una estatua de la libertad viviente, símbolo de Estados Unidos, fue representada por una alumna de la técnica 3 Martín Miguel de Güemes.
Alejandro Tello, de la técnica, le contó a El Tribuno que para que los estudiantes se acerquen al stand y aprendan de la cultura norteamericana ofrecieron una trivia de preguntas. Los ganadores se llevaron paquetitos de pochoclos dulces o muffins.
Macarena Solivellas, Brenda Rivas y Alejandro Castillo, del colegio Tomás Cabrera, se pusieron en la piel de India. Contaron las historias de sus dioses y del Taj Mahal, palacio construido en el siglo XVII que se nutre del antiguo amor entre un emperador y su esposa. Participaron por primera vez de Oajnu y resaltaron la adrenalina que vivieron en estas tres jornadas de intenso trabajo.
El simulacro del modelo de Naciones Unidas cumplió este año su décima edición en Salta.
Los chicos que participaron representaron a 60 escuelas de la capital salteña y del interior como por ejemplo Coronel Moldes, El Carril, Embarcación, Aguaray, Metán, Vaqueros y Campo Quijano. También participaron estudiantes de Jujuy, Córdoba, Corrientes y de Bolivia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora