Hace dos semanas, los ediles de la ciudad de Orán aprobaron sobre tablas un proyecto de autoría de Roberto "Ucucha" Franco, ingresado por artículo 22 del reglamento interno, que establecía en su artículo 1§ "fijar en concepto de dieta del intendente en $15.000, la de los secretarios de planta política del municipio en $11.000 y el de los concejales en $14.500", lo que significaba un aumento de alrededor del 60%.
Esto generó una enorme polémica en la ciudad y en especial entre los obreros municipales, ya que en paritarias el Ejecutivo les propuso un incremento de solo el 15%, que fue rechazado por los gremios.
En la sesión de marras todos los concejales votaron a favor, menos la representante del Partido Obrero, Nely Díaz, quien manifestó al respecto que el mismo era inapropiado.
Lo cierto es que ahora, los concejales Eduardo Ruiz y Lorena Taborga, ambos del Partido Renovador de Salta (PRS), quienes en primera instancia aprobaron el aumento, presentaron otro proyecto de ordenanza, también introducido sobre tablas gracias a las facilidades que otorga el famoso artículo 22, que deroga el incremento salarial anterior.
En los considerandos, esta iniciativa argumenta "errores técnicos", como por ejemplo que el presupuesto municipal 2016 aún no fue aprobado y por ello es imposible afrontar el incremento establecido por ordenanza.
Marcelo Lara, intendente: “No puedo vetarla pero no puedo aceptar el aumento. Los ediles se tienen que hacer cargo”.
Otro de los puntos para sostener el rechazo tiene que ver con las paritarias municipales y argumenta "que debido al pedido de incremento salarial que realizan los gremios municipales para sus afiliados, es de suma importancia que este órgano legislativo deje sin efecto la ordenanza que estipula el aumento de la dieta en la planta política, más aún sabiendo que la situación económica que atraviesa el país perjudica a todos los sectores".
"Pese a las maniobras de los concejales para no tratarlo ingresó, pero como era de ordenanza, el proyecto de derogación pasó a comisión", explicó la izquierdista Díaz, visiblemrnte molesta con la actitud de sus pares.
El intendente Marcelo Lara Gros, por su parte, aseguró que no puede vetar el proyecto ya que jurídicamente no le corresponde.
"En la Carta Orgánica está determinado que el sueldo lo fijan los concejales", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora