Hace 14 años fundamos una empresa de construcción, hacemos pequeñas obras, en general para Petróleos de Venezuela y otros clientes. Ahora, la crisis nos está afectando tan fuerte que a partir de este lunes nos quedamos sin empleados, esperando cobrar lo que nos deben y luchando para conseguir trabajo.
Hay que tener claro que este no es un gobierno civil, sino de hecho cívico militar ( los chavistas lo dicen todo el tiempo pero la gente curiosamente no lo asume). Ayer, casualmente, leyendo Historia de la decadencia y caída del imperio romano de Edward Gibbon, dice respecto a Augusto "deseaba engañar al pueblo con una imagen de libertad civil y al ejército con una imagen de gobierno civil".
Hay más de treinta ministerios. Gran parte de los ministros, los más importantes, son militares. Gran parte de los presidentes de las empresa del Estado son militares. También hay muchos militares gobernadores aunque fueron elegidos en elecciones subidos al portaviones Chávez, también alcaldes.
Han cerrado muchas empresas, disminuyó la producción agropecuaria y no hay suficientes dólares para alimentos y medicinas.
Cuando asumió este gobierno se producían 3.100.000 barriles / día de petróleo, ahora se producen 2.000.000 y vamos en bajada con enormes dificultades para aumentar.
En la faja petrolera del Orinoco hay 1.200.000.000.000 de barriles con una tasa de recuperación (extracción) del 25 % tendríamos 300.000 millones de barriles es decir más que Arabia Saudita: también existen las reservas de gas más grandes de América Latina.
Ahora, desesperados agobiados, quieren entregar el arco minero (oro, bauxita, coltán, quizás uranio, etc. etc.) una extensión inmensa en el Amazonas, además de la biodiversidad que destruirán.
Más de treinta empresas expropiadas han hecho juicios en tribunales internacionales, solamente Conoco Phillips y Exxon demandan más de 30.000 millones de dólares; todos estos juicios se perderán y Venezuela no podrá pagar. También se debe al llamado "fondo chino" (miles de millones que prestaron los chinos a pagar con petróleo), por lo que una parte importante de la producción está comprometida), también vendieron miles de millones en bonos de la república que están renegociando. ­Y pensar que en estos años ingresó un millón de millones de dólares! La tesis del Gobierno es que hay una guerra económica (inventada por supuesto; más bien los empresarios están luchando para salvar sus empresas y el campo), hablan de oligarquía (que no existe) y del consabido imperio. Ese es el relato diario, igual que en la Argentina de los K. pero muchísimo más agravado y estimulan la división entre chavistas y opositores los cuales son traidores, antipatriotas etc. igual que la grieta en Argentina.
La realidad es que las colas para comprar comida son inmensas, hacen colas desde las cuatro de la mañana y muchos no van a trabajar por eso; y para otros ese es su trabajo porque revenden los alimentos a diez veces el valor regulado de compra. En medio de este desastre, el principal problema es la inseguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora