La energía eólica, una opción ante la crisis

17-06-2012 - El territorio de la Argentina, uno de los más beneficiados por los fuertes vientos es ideal para emprender esa actividad.
“La Argentina es número 1 a nivel mundial en capacidad eólica”, dijo el director comercial de Impsa Wind.

El calentamiento global y la crisis de los hidrocarburos plantean desafíos para explotar nuevas fuentes de energía. Ante ese escenario, la energía eólica se impone como una de las alternativas más atractivas, siendo también económicamente viable, y el territorio de la Argentina uno de los más beneficiados por los fuertes vientos para emprender esa actividad. En la actualidad funcionan alrededor de 13 parques eólicos en seis provincias argentinas, según un informe de la Secretaría de Energía de la Nación. Dicha publicación destaca que “las perspectivas del país en materia de energía eólica son francamente alentadoras”.

“Se estima que el potencial eólico patagónico al sur del paralelo 42 encierra una energía decenas de veces mayor al contenido en toda la producción anual argentina de petróleo”, afirman los cálculos oficiales.

“Industria Metalúrgica Pescarmona Sociedad Anónima (Impsa) es una de las pocas empresas capaces de producir energía hidroeléctrica, eólica y atómica. Podemos cubrir todo el espectro y hacemos foco en la energía de alto valor agregado”, resaltó el vicepresidente de Impsa, Francisco Rubén Valenti. Con sus acciones en todo el mundo, la compañía ya logró concretar proyectos energéticos que aportan hasta 43.000 megavatios. Al respecto, Valenti, que también se desempeña como presidente de la división de Impsa en Asia, agregó que actualmente la prioridad es “aportar soluciones al problema energético con energías renovables”.

Uno de los proyectos más ambiciosos que desarrolla actualmente Impsa es el de la creación de molinos para generar energía eléctrica. El compromiso de sus ingenieros para elaborar diseños innovadores y “a medida” permitió que la empresa se conozca como una de las pioneras en el sector. El Parque Eólico Arauco demandó una inversión de 240 millones de pesos y está ubicado a 20 kilómetros de la ciudad de Aimogasta, en La Rioja. Allí se instalaron 12 molinos que superan los 85 metros de altura y aportan 25 megavatios. Alrededor de 40 pyme integran el Cluster Eólico que se conformó para instalar el Parque Araujo, que en una segunda etapa contempla la puesta en marcha de otros 12 molinos. “Un molino lo componen alrededor de 8.000 piezas diferentes. Impsa ensambla esos componentes, los monta, los hace funcionar y garantiza ese funcionamiento. Impsa posee capacidad instalada para generar 70 aerogeneradores por año, con diseño y tecnología propia.

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


· Hace 27 meses

A pesar de lo fabulosa que es la energía eólica, tiene un punto flaco y es que los vientos son irregulares e impredecibles y no pueden almacenarse para asegurar su disponibilidad en los momentos pico de consumo. En las eólicas se considera como estándar aceptable un factor de uso del 30% (porcentaje de horas de generación efectiva durante el año). Su bajo costo de generación e inversión debería ponderse por este factor de uso, para no discriminar otras fuentes renovables con mejores posibilidades de asegurar suministro durante los picos, que usualmente se cubren con costosísima generación marginal.