Para aprovechar su cercanía, no debemos olvidar que Bolivia es un país maravilloso y también muy seguro para visitar. Y su bajo costo en dólares, aunque a prima facie nuestro cambio parezca haber perdido, en realidad nos favorece: para pagar hospedaje o alimentos nuestra capacidad adquisitiva lo convierte en uno de los destinos internacionales más favorables.
Sin embargo es necesario conocer ciertos puntos clave, sin los cuales su viaje podría transformarse en algo poco atractivo.
Ahora es el momento
Afortunadamente, viajar durante los meses de enero, febrero y marzo puede ser la mejor época para elegir. Esto es así porque la "temporada alta" son los meses comprendidos entre junio y agosto, cuando llegan por miles turistas europeos y norteamericanos. En esos meses la capacidad hotelera y de transporte es menor, y los precios suben considerablemente. El único problema que hay durante los meses de enero, febrero y marzo son las altas temperaturas, pero esto puede ser un problema menor si se lo compara con las rebajas de los precios y las mayores facilidades para hospedarse y hacer turismo en los puntos clave del país.
Claro que no todos sus lugares son excesivamente cálidos, mayormente el calor se asienta en el Oriente boliviano, en ciudades como Santa Cruz y Beni. Por eso, al viajar en estos meses y dependiendo del recorrido, no solo debe llevarse ropa liviana, sino también algunas prendas para el frío. De todas maneras, hay una producción local de ropa bastante barata para el bolsillo argentino, accesible a lo largo del mapa boliviano.
pantanal bolivia.jpg
El Pantanal y la Chiquitanía son otros de los sitios de belleza en Bolivia.
" id="1146661-Grande-1080258721_embed">
El Pantanal y la Chiquitanía son otros de los sitios de belleza en Bolivia.
Quedarse y comer
Si bien la mejor estrategia sería pactar previamente por Internet el alquiler de una habitación, también se pueden buscar, primero, en el centro de las ciudades. Luego se puede recorrer la periferia, donde se encuentra mejor precio. Por un promedio de cinco dólares podemos hallar hospedaje limpio, barato y, sobre todo, seguro.
En cuanto a comida, Bolivia es un país donde se la ofrece en la calle. Recomendamos que si no conoce bien lo que está por consumir, mejor se abstenga de hacerlo. Hay, en cambio, buenos restaurantes y fondas donde comer sano y barato.
flamencos salar uyuni bolivia.jpg
Flamencos en el Salar de Uyuni, en Bolivia.
Flamencos en el Salar de Uyuni, en Bolivia.
El estado de las rutas es algo indefinible y, si bien con el gobierno de Evo Morales -para quien “socialismo” en Bolivia es “luz, agua y caminos”-, se han puesto en punto muchas rutas centrales del país, éstas no dejan de ser peligrosas: los accidentes con varios muertos son comunes en las mejores vías. Los precios de los pasajes en ómnibus se negocian en el momento y dependen de la demanda. Si no la hay, a veces no salen. Por eso vale comparar las ofertas en cada terminal. También hay trenes que recorren el mapa del país, que son seguros y con precios estables, aunque bastante lentos. Si bien ningún taxi es completamente seguro, los “radio-taxis” lo son mucho más. El transporte aéreo es una buena alternativa para quienes realicen un viaje de corta estadía, o no estén dispuestos a tolerar el cansancio y algunos potenciales peligros de los viajes por tierra.
Por ejemplo, uno de los más bellos recorridos, el camino que va de La Paz a Yungas, se considera uno de los más peligrosos del mundo, no a causa de los delitos, sino por su estado y las condiciones climáticas.
Pero hay que ir
En Bolivia no hay tasas muy altas de delitos, pero hay que mantenerse atentos, especialmente si se visita Santa Cruz. Hay que tomar las mismas precauciones que se tomarían en cualquier país de América Latina. Tenga a mano el teléfono de su hotel por si está inseguro sobre algún aspecto. Pero no se olvide, es uno de los lugares más buscados de la tierra por su belleza, así que disfrute mucho de su viaje. Hay muchísimo para ver. Si investigamos previamente, podemos hacer un recorrido único, maravilloso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...