Juegos, risas y sorpresas en una colorida jornada, se vivió ayer en la institución N§ 7050 de Rosario de la Frontera, que celebró con una gran fiesta sus 29 años de vida.
Los alumnos pudieron disfrutar de diversas actividades y, sobre todo, soplar las velitas.
En diálogo con El Tribuno, la directora María Elena González se mostró contenta de poder celebrar nuevamente un año más junto a los alumnos.
"Fue una jornada muy linda. Compartimos actividades entre las maestras, padres y alumnos. A ellos les encanta cantar el feliz cumpleaños y sobre todo, comer torta", expresó.
La institución educativa se inició como anexo de la escuela Pachi Gorriti y con el paso del tiempo pudo construir su edificio propio aunque siguen compartiendo el mismo terreno.
Es el único establecimiento público en la ciudad que brinda educación especial para niños con capacidades diferentes. "Nos basamos en un nuevo modelo social de la discapacidad. Esto nos permite darle al sujeto los mismos derechos que los demás tienen. Que vaya al mismo grado según la edad. Por ejemplo, si tiene 6 va a estar en primer grado. La diferencia está en los servicios que brinda la institución", explicó la directora.

Estimulación temprana

Cabe destacar que el establecimiento cuenta con un servicio de estimulación temprana para los más pequeños hasta los 3 años, al igual que cualquier diseño curricular de nivel inicial. Es decir, realizan un trabajo similar a las salas maternales.
"Ahora estamos haciendo una campaña de concientización con videos y folletería acerca de la importancia de este servicio para que los padres conozcan que es primordial la estimulación temprana en la corta edad para que luego tengan un buen desarrollo", subrayó.
Pasada esa edad, la institución brinda un servicio de "abordaje pedagógico complejo", porque los chicos requieren ser abordados desde otro espacio, dándoles un valor fundamental al contexto que los rodea y a su situación social. En esta etapa se busca la convivencia junto con sus pares, compartiendo distintas actividades.

Hay 130 chicos integrados

Un papel fundamental que realiza la escuela es el de la integración. Actualmente hay 130 alumnos incluidos en distintas instituciones de la ciudad, tanto en nivel inicial, como primario y secundario. Cuentan con 22 maestras de apoyo que trabajan con esos chicos, compartiendo las mismas actividades y tareas que el resto de los alumnos.
"Buscamos que los alumnos puedan ser parte de una sociedad sin discriminaciones. Sabemos de sus limitaciones, pero fundamentalmente buscamos que puedan ser tratados como un alumno más y que pase lo más desapercibido posible. Trabajamos con la Escuela de Comercio y próximamente tendremos un acuerdo con la Escuela Técnica. Se trata de que los jóvenes y adolescentes compartan la cultura juvenil", manifestó González.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia