"­Al plástico decile No!" es la consigna de los chicos de la escuela de frontera Manuel Belgrano, de Tartagal, que desde hace dos años llevan adelante un proyecto para generar conciencia en la población acerca de los perjuicios que implica la utilización de envases y bolsas de plástico.
Pero, además, los chicos reutilizan esas bolsas y envases sumados a una mezcla de arena y cemento para construir banquitos en el patio de la misma escuela.
Cuando muy pocos hablaban sobre la imperiosa necesidad de cuidar el ambiente y de realizar acciones que sean amigables con la Tierra, la escuela de frontera ya desarrollaba un proyecto institucional para formar a los alumnos de todos los grados en esta temática.
Chicos y docentes buscan concientizar sobre el adecuado manejo de los residuos, la importancia de cuidar los árboles, la conciencia que deben tener los ciudadanos al utilizar el agua y la necesidad de utilizar cada vez menos recursos no renovables.
Nelma Santillán es docente de sexto grado y explicó: "Trabajamos para que la comunidad deje de lado el uso de bolsas y envases plásticos. Explicamos sobre la importancia de reutilizar los envases de vidrio y que las amas de casa vuelvan a utilizar las bolsas de mercado, como lo hacían nuestras madres".
"En Tartagal hay una ordenanza que regula la utilización de plásticos para envases, pero lamentablemente no se la aplica. Le pedimos a los concejales que traten el tema y finalmente la pongan en vigencia", agregó.
Los chicos recorrieron las calles de la ciudad pegando cartelería que busca que los vecinos tomen conciencia sobre el cuidado ambiental.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora