Aunque la alegría por celebrar un año más se hizo sentir en la Escuela Normal "República de Colombia", el júbilo no fue completo por la falta de obras destinadas a superar el deterioro de una parte del edificio.
Filtraciones y serios inconvenientes en el sector que se ubica sobre la calle Mitre mantienen inactivo ese sector.
Fue justamente durante la jornada de cumpleaños que la comunidad educativa insistió a las autoridades provinciales una solución inmediata al deplorable estado de aulas, dirección, secretaria y baños.
La institución fue creada el 11 de abril de 1910 y el edificio fue construido en 1949. Actualmente funcionan tres niveles: el primario 4705, el secundario 5097 y el instituto de educación superior 6024, por lo que la población escolar es superior a los 2.000 alumnos.
En 1910, año del Centenario de Mayo, se fundó esta escuela, que contribuyó al progreso de Rosario de la Frontera.
"Inició sus actividades ese año en una casa que el Gobierno provincial alquiló por $150 mensuales a la familia de Adela Gemes Nadal de Gemes, esposa de su primo, Martín del Milagro Gemes Puch, primogénito del exgobernador y prócer de Salta", relató a El Tribuno el escritor Carlos Maita, quien explicó que "este edificio estaba situado sobre la calle Belgrano 350, frente a la plaza Independencia".
El lunes pasado la escuela, por la que pasaron miles de estudiantes, cumplió 106 años de su fundación. Conserva su nombre y un prestigio, que pasa entre generaciones y la mayoría ingresa en el jardín de infantiles y egresa terminado el secundario.
La rica experiencia de la Normal como formadora de docentes y su convicción de que la educación es una de las tareas más sensibles a través de las cuales la sociedad se orienta hacia el futuro, la perfilan como protagonista de la historia, ofreciendo a la comunidad, desde los nuevos debates pedagógicos, las herramientas necesarias para transformar la realidad..

Obras demoradas
Hasta el momento los trabajos están demorados. Padres y docentes expresaron su preocupación por los contratiempos que puedan surgir al realizar refacciones mientras los chicos están en clases.
"Es un peligro para la seguridad de nuestros hijos. No entiendo cómo las autoridades no prevén este tipo de cosas", coincidieron varios padres.
Igualmente, otro grupo manifestó que "realmente es preocupante, ya que pasó un año y todo sigue igual. Hoy varios grados de la institución tienen clases en el salón de educación física y otros espacios creados para reemplazar las aulas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora