La vida de Mileva Maric, como la de otras muchas mujeres de la época, transcurrió en la sombra. Conoció a Albert Einstein en el Instituto Politécnico de Zurich, al que accedió después de pasar duros exámenes. La relación entre ambos científicos fue más que amorosa, ya que entre ellos se estableció un fuerte vínculo intelectual: Mileva entró en la vida de Einstein en un período crucial de su carrera y él admiraba las ambiciones intelectuales de su mujer.
Sin embargo, Mileva quedó embarazada antes de casarse con Einstein, un hecho que le hizo apartarse paulatinamente de la vida académica para dedicarse a las tareas domésticas y apoyar la labor investigadora de su marido. Sin embargo, son muchas las voces que reclaman la participación activa de Mileva en las grandes aportaciones de Einstein a la ciencia. Entre los argumentos se señala, por ejemplo, que el físico cedió parte de los beneficios del Premio Nobel a su mujer, y que en la correspondencia que mantenían entre ambos siempre hablaban de "nuestra" teoría y "nuestros" trabajos.
Lo cierto es que Mileva Maric nunca reclamó la coautoría de los éxitos cosechados por su marido, no publicó nada por su cuenta después de separarse de Einstein y su participación como "madre" de la Teoría de la Relatividad carece de fuertes evidencias. Los historiadores, en general, coinciden en afirmar que, simplemente, Mileva se retiró del mundo académico para dedicarse a su marido que no le debía tratar precisamente bien, y de quien se separó en 1919. Su historia sería similar a la de tantas otras mujeres de talento nacidas en una época en la que la ciencia estaba reservada a los hombres. Tan solo cabe preguntarse, entonces, qué hubiera pasado si esta historia de amor entre científicos se hubiera desarrollado en el siglo XXI.
Una científica total
Mileva nace el 19 de diciembre de 1875 en la ciudad de Titel, situada en la provincia de Vojvodina, que por entonces formaba parte del Imperio Austrohúngaro y que actualmente es Serbia. Estudia en el instituto de educación de Sremska Mitrovica, que disponía de un magnifico laboratorio de Física y Química. Se gradúa en 1890 con la máxima calificación en Física y Química. Es aceptada como estudiante privada en el Colegio Real de Zagreb, con una dispensa especial, pues el centro solo admitía hombres. Ahí entabla amistad con Nikola Testa y obtuvo un gran reconocimiento académico. A finales de 1896 comienza sus estudios de física y matemáticas en el Instituto Politécnico de Zurich, uno que admitía mujeres. Mileva era la quinta mujer en ser admitida en dicho centro en toda su historia y la única que había en su clase, que solo tenía once alumnos. Entre ellos se encontraba Einstein y su historia de amor.

¿Cómo es que la desarrolló?

"A veces me pregunto cómo desarrollé la Teoría de la Relatividad. La razón, creo, es que un adulto normal nunca se detiene en problemas de espacio y tiempo: son cosas que se piensan en la infancia. Pero mi desarrollo intelectual se retrasó, y como resultado comencé con las preguntas sobre el espacio y el tiempo ya de grande". Albert Einstein

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Daniel García
Daniel García · Hace 2 meses

Parece que, entre otras cuestiones, los autores de la editorial desconocen que Albert Einstein NO ganó el Premio Nobel por sus teorías de la Relatividad sino por el efecto fotoeléctrico.

Daniel García
Daniel García · Hace 2 meses

Lo que parece que desconocen, entre otras cosas, quienes escribieron esta editorial es que Albert Einstein NO ganó el premio Nobel por sus Teorías de la Relatividad sino por el Efecto Fotoeléctrico.

jorge agustoni
jorge agustoni · Hace 2 meses

Así es . Sucede que cuando se nombra a Einstein se lo relaciona automáticamente a la teoría de la Relatividad, pero su Nobel fue por el efecto fotoeléctrico, que tiene que ver con una teoría anterior, la cuántica de Planck.

Se está leyendo ahora