La Red de Salud de Pueblos Originarios, que involucra a diversos sectores de capital y el interior de la provincia, tiene una de sus bases en la asistencia a los integrantes de comunidades originarias en el hospital San Bernardo. Se sabe que en los próximos días se habilitará un espacio físico para asesorar a este sector.
También hay un proyecto para promover el aprendizaje de la lengua wichi, siendo esta comunidad la que más se acerca al centro médico de referencia en la provincia, así se lo comentó a El Tribuno la doctora Ana Rivero, coordinadora de consultorios externos y quien trabaja en el hospital en relación a la red.
Rivero comentó que, por semana, en el hospital hay al menos diez ingresos de personas pertenecientes a pueblos originarios. La mayoría ingresa al hospital por politraumatismos.
La etnia que prevalece es la wichi, aunque también hay guaraníes, chorotes y más recientemente llegados, los diaguitas-calchaquíes.
"Esta red de salud trabaja mucho con las comunidades originarias y en mi caso también lo hago con las personas del interior, de otras provincias, incluso de otros países, que llegan al hospital y necesitan ayuda para acceder a estudios, solicitar turnos, medicamentos, entre otros temas", comentó la médica.
La Red funciona hace 10 años y articula tareas con diversos actores: hospitales del interior, con los hospitales de la ciudad, con la Municipalidad de Salta y con las municipalidades del interior, el Instituto Provincial de Pueblos Indígenas (IPPIS), el Ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, el Registro Civil de la Provincia, los servicios de asistencia social del San Bernardo y de otros hospitales, entre otros.
"No actuamos solos, sino que es una red en la que cada uno hace lo propio para ayudar al otro, no solo en lo médico, sino en la asistencia que necesita la persona mientras está internada o cuando necesite regresar al hospital para controles médicos", comentó.
En el hospital, la doctora Rivero trabaja junto a Ariel Ibarra, personal administrativo, referente nacional de las comunidades diaguita-calchaquí. "Él es uno de los candidatos a estar en este espacio físico que junto con la gerente de Atención Sanitaria, Marcela Gil, y con la gerenta de Atención a las Personas, Patricia Salas queremos lograr". Agregó: "También está la propuesta de que nosotros aprendamos algunas frases o palabras en wichi. Ese es un proyecto que se está trabajando para que nos capacitemos a través de la UNSa o través del Ministerio de Asuntos Indígenas".
La médica comentó que no observa que el idioma sea un problema. "La mayoría habla castellano y lo entiende porque casi todos tuvieron acceso a la educación primaria. Lo que sucede es hay que tratarlos con paciencia, respeto, explicarles pausadamente y ellos de a poco van tomando confianza".
Contó que en general la gente de pueblos originarios llega acompañada de otro integrante de la comunidad. En general si son mujeres, suelen pedir permiso al familiar masculino que las acompaña para tomar la palabra, pero explicó que eso parte de la cultura y de a poco ellos toman confianza. Rivero contó que el personal del sector de admisión del hospital también la ayuda a identificarlos.
El desafío para la Red de Salud de Pueblos Originarios es que funcione mejor en el interior de la provincia, y para ello una de las propuestas es que se designe o se incorpore la figura de acompañante bilinge en los puestos sanitarios, centros de salud e incluso hospitales. "Hay lugares que están más desprotegidos, como por ejemplo Nazareno, Tartagal, Orán o Embarcación, para que en esos puestos sanitarios u hospitales esta persona ayude al personal en la tarea diaria que realiza".
Según los datos del Servicio de Recuperación Nutricional del hospital Publico Materno Infantil, el total de ingresos hospitalizados en 2015 fue 273, de los cuales entre las etnias aborígenes que predominaron en la asistencia fueron los wichis con el 21%. También se recibieron kollas, diaguitas, chorotes y guaraníes. El año pasado en el hospital, a través de un proyecto aprobado por la Municipalidad de Salta, se designó un profesor bilinge, quien trabajó en el hospital ayudando y dando asistencia a los integrantes de comunidades originarias y también al personal médico. También el año pasado el personal del hospital recibió una capacitación especial para conocer nociones básicas del idioma y la cosmovisión de la cultura aborigen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


CATARINA LAZARTE
CATARINA LAZARTE · Hace 17 días

esa es una gran mentira, se hacen pasar por pueblos originarios y son de bolivia. y los que son realmente se vienen al san bernardo porque en el norte esta lleno de inmigrantes, que saturan el sistema de salud.

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 17 días

si al menos habria un doctor por ejemplo en el pueblo "Los Blancos" no habria necesidad que la gente que por si ya es carente de recursos tenga que hacer viaje a Salta u Orán para hacerse tratar. Demas esta decir la cantidad de gente que se debe morir en alguna emergencia por accidente rural picaduras etc.


Se está leyendo ahora