"Como mamá y papá de Marianela queremos que ella descanse en paz. No queremos que nadie utilice el nombre de nuestra hija como letrero para salir en esa marcha". De este modo Marcelo Gracionis rechazó la movilización organizada para hoy, en Profesor Salvador Mazza, en reclamo de más seguridad en la zona de frontera.
"No queremos que usen el nombre de nuestra hija con fines políticos", insistió Gracionis ayer en un breve contacto telefónico que mantuvo conEl Tribunodesde el paraje Caraparí, donde vive con su familia.
Marianela Gracionis fue víctima de un femicidio cometido el 18 de abril, a la noche, por Juan Arraya, quien intentó abusar de la joven y al no lograr su propósito le quitó la vida y enterró su cuerpo en un lugar desconocido. Una semana después de haber cometido el crimen, Arraya se quitó la vida.
Tras 18 días de investigación y búsqueda de la joven, un grupo de policías descubrió su cuerpo enterrado en la casa que Arraya cuidaba en el norteño paraje Caraparí.
El caso conmocionó no solo al pequeño poblado que está camino al dique Itiyuro, sino a toda la provincia.

Agradecimiento

"Durante esos 18 días nosotros nos hemos sentido acompañados por todos: las fuerzas de seguridad, las autoridades y sobre todo los vecinos", dijo el hombre al expresar su profundo agradecimiento a quienes estuvieron junto a él, su esposa y su familia en momentos de tanto dolor e incertidumbre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...